Porque Tenemos Las Muelas Del Juicio?

Porque Tenemos Las Muelas Del Juicio
¿Por qué dan tantos problemas? – Las muelas del juicio causan multitud de daños en nuestra dentadura y no es raro que tarde o temprano se tengan que extraer, El motivo es sencillo: debido a esa dieta más refinada, el tamaño de los huesos dentales se redujo, no así el tamaño dentario, de ahí que muchas veces no tengan espacio suficiente para salir. Además, al salir las últimas nacen cuando la boca ya está formada y suelen tener poco hueco, de ahí que salgan torcidas o terminen desfigurando el resto de nuestra dentadura. Otro hándicap es que al estar ubicadas al final de nuestra dentadura, su limpieza es más dificultosa, por lo que no es raro que sean las primeras piezas que sufran de caries.

Son por lo tanto las piezas que más daños y problemas pueden causar en nuestra boca, por eso desde Isidro y Márquez Estética Dentofacial aconsejamos que cuando comiencen los primeros síntomas de crecimiento se acuda rápidamente al dentista para hacer una radiografía sobre su posición y una valoración sobre si es conveniente su extracción antes de que terminen de romper nuestra encía.

En el caso de que crezcan rectas y con espacio suficiente, es conveniente mantenerlas. Eso sí, en cuanto aparezcan las primeras molestias también puede ser aconsejable proceder a su extracción y no gastar nuestro dinero en empastes y amalgamas ya que su utilidad es muy reducida por no decir casi nula.

¿Por qué tenemos muela de juicio?

¿Cuáles son las funciones de las muelas del juicio? – Antiguamente la función de las muelas del juicio era facilitar la masticación. Resultaban imprescindibles puesto que la comida era mucho más dura, y los cordales se encargaban de triturar los alimentos más fuertes, como era el caso de carne cruda o raíces de plantas y árboles.

Sin embargo, con la evolución los alimentos han dejado de ser tan rudos y la mandíbula se ha ido estrechando. Hoy en día cuando las muelas del juicio comienzan a salir, los 28 dientes adultos, usualmente, están acomodados en sus posiciones correctas. Por consiguiente, no hay espacio suficiente para que estas salgan o salgan de forma correcta, convirtiéndose más en un estorbo que en algo necesario.

De hecho, en la mayoría de los casos terminan por extraerse.

See also:  Como Se Llama El Que Saca Las Muelas Del Juicio?

¿Por que algunas personas no les salen las muelas del juicio?

Como vemos, la principal causa del por qué algunas personas no tienen los terceros molares es la evolución. Estas muelas no cumplen con ninguna función importante en el organismo, por el contrario, suelen traer diferentes problemas de salud, tanto si salen como si quedan retenidas.

¿Qué tan grave es la muela del juicio?

Complicaciones – Las muelas de juicio retenidas pueden causar varios problemas en la boca:

Daños en otros dientes. Si la muela de juicio hace presión contra el segundo molar, puede dañar el segundo molar o aumentar el riesgo de infección en esa zona. Esta presión también puede causar problemas con el apiñamiento de los otros dientes o puede requerir tratamiento ortodóncico para enderezar otros dientes. Quistes. Las muelas de juicio se forman en un saco dentro de la mandíbula. El saco puede llenarse de líquido, formando un quiste que puede dañar la mandíbula, los dientes y los nervios. En raras ocasiones, se desarrolla un tumor, generalmente no canceroso (benigno). Esta complicación puede requerir la extirpación del tejido y el hueso. Caries. Las muelas de juicio parcialmente retenidas parecen correr mayor riesgo de padecer caries que otros dientes. Es posible que esto ocurra porque las muelas de juicio son más difíciles de limpiar y porque los alimentos y las bacterias quedan atrapados con facilidad entre la encía y la muela que salió en forma parcial. Enfermedad de las encías. La dificultad para limpiar las muelas de juicio retenidas, que salieron de forma parcial, incrementa el riesgo de contraer una afección dolorosa e inflamatoria en las encías denominada «pericoronaritis» en esa zona.

See also:  Como Limpiar Las Encías Negras?

¿Qué tipo de órgano son las muelas del juicio?

Muelas del Juicio (Terceros Molares) Las muelas del juicio (Terceros Molares) son los últimos órganos dentarios en erupcionar y, por lo tanto, los mayores en frecuencia de retención. Se llaman muelas del juicio, ya que, a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo.

Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos o saliendo «torcidas». Cuando esto ocurre, las muelas del juicio se suelen extraer.

Como las muelas del juicio son los últimos órganos dentarios en erupcionar, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por otros dientes o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival).