Quien Descubrió Los Antibióticos?

Quien Descubrió Los Antibióticos
El surgimiento de la penicilina – Con el descubrimiento de la penicilina y el comienzo de la era de los antibióticos, las propias defensas del cuerpo ganaron un poderoso aliado. En la década de 1920, el científico británico Alexander Fleming estaba trabajando en su laboratorio en el hospital St.

Mary en Londres cuando, casi por accidente, descubrió una sustancia de crecimiento natural que podía atacar a ciertas bacterias. En uno de sus experimentos en 1928, Fleming observó que colonias de la bacteria común Staphylococcus aureus habían sido agotadas o eliminadas por un moho que creció en el mismo plato o placa de Petri.

Él determinó que el moho elaboraba una sustancia que podía disolver las bacterias. Llamó a esta sustancia penicilina, por el nombre del moho Penicillium que la produce. Fleming y otros realizaron una serie de experimentos a en las 2 décadas siguientes usando penicilina que tomaron de los cultivos de moho que mostraron su capacidad de destruir bacterias infecciosas.

En poco tiempo, otros investigadores de Europa y Estados Unidos empezaron a recrear los experimentos de Fleming. Pudieron producir suficiente penicilina como para probarla en animales y luego en humanos. A partir de 1941, encontraron que incluso los niveles bajos de penicilina curaban infecciones muy graves y salvaban muchas vidas.

Por sus descubrimientos, Alexander Fleming ganó el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Las compañías farmacéuticas estaban muy interesadas en este descubrimiento y empezaron a producir penicilina con propósitos comerciales. Se usaba bastante para tratar a los soldados durante la Segunda Guerra Mundial, curando infecciones por heridas en el campo de batalla y neumonía.

De mediados a finales de la década de 1940, se volvió ampliamente accesible para el público en general. Los titulares de los periódicos la llamaban el medicamento milagroso (aunque no existe ningún medicamento que realmente merezca esa descripción). Con el éxito de la penicilina, empezó la carrera para producir otros antibióticos.

En la actualidad, los pediatras y otros médicos pueden elegir entre docenas de antibióticos del mercado, y se recetan en cantidades muy altas. En Estados Unidos, cada año se hacen por lo menos 150 millones recetas médicas para antibióticos, muchas de ellas para niños.

¿Quién y cuando descubrió los antibióticos?

Dedicatoria del Lugar Emblemático – La American Chemical Society (ACS) y la Royal Society of Chemistry (del Reino Unido) designaron el Descubrimiento y Desarrollo de la Penicilina como Lugar Emblemático Histórico Internacional de la Química el 19 de noviembre de 1999, en el Museo del Laboratorio Alexander Fleming en Londres, Reino Unido.

La placa que conmemora el evento dice: En 1928, en el St. Mary’s Hospital de Londres, Alexander Fleming descubrió la penicilina. Este descubrimiento hizo posible la introducción de antibióticos que redujeron en gran medida el número de muertes por infección. Howard W. Florey, de la Universidad de Oxford en colaboración con Ernst B.

Chain, Norman G. Heatley y Edward P. Abraham, llevaron con éxito la penicilina del laboratorio a la clínica como tratamiento médico en 1941. El desarrollo a gran escala de la penicilina se llevó a cabo en los EE. UU. durante la II Guerra Mundial de 1939-1945, y estuvo dirigido por científicos e ingenieros del Laboratorio de Investigación Regional del Norte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, Abbott Laboratories, Lederle Laboratories, Merck & Co., Inc., Chas.

Pfizer & Co. Inc. y E.R. Squibb & Sons. El descubrimiento y desarrollo de la penicilina fue un hito en la química farmacéutica del siglo XX. También se entregaron placas para conmemorar las contribuciones del Centro Nacional para la Investigación de la Utilización Agrícola del Departamento de Agricultura de EE.

UU. y de cinco compañías farmacéuticas estadounidenses, incluidas Abbott Laboratories, Lederle Laboratories (ahora Pfizer Inc.), Merck & Co. Inc., Chas. Pfizer & Co. Inc. (ahora Pfizer Inc.) y E.R. Squibb & Sons (ahora Bristol-Myers Squibb Company).

¿Cómo se descubrieron los antibióticos?

Historia – A pesar de que los potentes compuestos antibióticos para el tratamiento de enfermedades humanas causadas por bacterias, tales como la tuberculosis, o la lepra, no se aislaron e identificaron hasta el siglo XX, el uso más remoto de los antibióticos tuvo lugar en China hace más de 2500 años.

​ Se sabía entonces que la aplicación de la cuajada mohosa de la soja sobre ciertas infecciones traía beneficios terapéuticos. Muchas otras culturas antiguas, entre ellos los antiguos egipcios y griegos usaban moho y ciertas plantas para el tratamiento de infecciones debido a que contenían antibióticos.

Este fenómeno recibe del nombre de antibiosis, ​ El principio de antibiosis fue descrito en 1877 cuando Louis Pasteur y Robert Koch observaron que un bacilo en el aire podía inhibir el crecimiento de la bacteria Bacillus anthracis, ​ El primer antibiótico descubierto fue la penicilina, en 1897 por Ernest Duchesne, en Francia, quien trabajaba con hongos del género Penicillium, aunque su trabajo no recibió la atención de la comunidad científica.

  1. La investigación en el campo de la terapéutica antibiótica moderna comenzó en Alemania con el desarrollo del antibiótico de corto espectro Salvarsan por Paul Ehrlich en 1909,
  2. ​ Ese descubrimiento permitió el tratamiento efectivo de la sífilis, un amplio problema de salud pública en la época.
  3. ​ Ese medicamento, efectivo también para combatir otras infecciones por espiroquetas, ya no se emplea en el presente.

Más adelante Alexander Fleming ( 1881 – 1955 ), un médico británico, estaba cultivando una bacteria ( Staphylococcus aureus ) en un plato de agar, el cual fue contaminado accidentalmente por hongos, Luego él advirtió que el medio de cultivo alrededor del moho estaba libre de bacterias, sorprendido, comenzó a investigar el porqué.

Fleming ya había trabajado previamente en las propiedades antibacterianas de la lisozima, y por ello pudo hacer una interpretación correcta de lo que vio: que el hongo estaba secretando algo que inhibía el crecimiento de la bacteria. Aunque no pudo purificar el material obtenido (el anillo principal de la molécula no era estable frente a los métodos de purificación que utilizó), informó del descubrimiento en la literatura científica.

Debido a que el hongo era del género Penicillium (concretamente P. notatum ), denominó al producto penicilina, Más de 10 años después, Ernst Chain y Howard Walter Florey se interesaron en el trabajo de Fleming y produjeron una forma purificada de la penicilina.

Un antiguo alumno de Fleming, Cecil George Paine, realizó las primeras experiencias clínicas con penicilina en neonatos aquejados de oftalmía neonatal logrando el éxito en 1930. ​ Paine no publicó estos resultados, cosa que sí hicieron Chain y Florey más adelante. Los tres investigadores, Fleming, Chain y Florey, compartieron el premio Nobel de Medicina en 1945,

En 1939, René Dubos aisló la gramicidina, uno de los primeros antibióticos usados fabricados comercialmente e indicado en el tratamiento de heridas y úlceras, ​ Debido a la necesidad imperiosa de tratar las infecciones provocadas por heridas durante la II Guerra Mundial, se invirtieron muchos recursos en investigar y purificar la penicilina, y un equipo liderado por Howard Florey tuvo éxito en producir grandes cantidades del principio activo puro en 1940,

Los antibióticos pronto se hicieron de uso generalizado desde el año 1943, En marzo de 2000, médicos del hospital San Juan de Dios de San José ( Costa Rica ) publicaron manuscritos de Clodomiro Picado que explican sus experiencias entre 1915 y 1927 acerca de la acción inhibitoria de los hongos del género Penicillium en el crecimiento de estafilococos y estreptococos infecciosos, ​ motivo por el cual es reconocido como uno de los precursores del antibiótico penicilina, descubierta por Fleming en 1928.

El informe con los resultados de los tratamientos realizados con la penicilina por Picado fueron publicados por la Sociedad de Biología de París en 1927. ​ El descubrimiento de los antibióticos, así como de la anestesia y la adopción de prácticas higiénicas por el personal sanitario (por ejemplo, el lavado de manos y utilización de instrumentos estériles), revolucionó la sanidad y se convirtió en uno de los grandes avances de la historia en materia de salud.

¿Quién descubrió la penicilina y cómo lo hizo?

El 28 de septiembre de 1928, el científico escocés Alexander Fleming hizo crecer un moho en un cultivo, de forma casual, y descubrió que producía una sustancia que mataba a varias bacterias que provocaban enfermedades. Había dado con la penicilina. A partir de una breve noticia sobre este descubrimiento se realizan diversas actividades que profundizan en el método científico como herramienta para elaborar conocimiento científico, y se hace hincapié en un problema de actualidad: la resistencia a los antibióticos.

¿Cómo se curaba antes de los antibióticos?

¿Qué sabes del origen de esta sustancia química considerada como uno de los grandes logros de la medicina? El origen de la palabra antibiótico proviene del griego: anti significa contra, y bios significa vida, así que literalmente quiere decir “contra la vida”.

La función de los antibióticos es inhibir el crecimiento de otros microorganismos o matarlos. Las enfermedades infecciosas supusieron la muerte de miles de personas a lo largo de la historia de la humanidad. Con el descubrimiento de los antibióticos se ganó una batalla contra las infecciones por microorganismos.

See also:  Para El Catarro Que Es Mejor Ibuprofeno O Paracetamol?

ORIGEN Desde la antigüedad el ser humano ha utilizado compuestos orgánicos para el tratamiento de enfermedades infecciosas, como el extracto de algunas plantas y hongos de algunos quesos. En el siglo XIX, el prestigioso francés Louis Pasteur descubrió que algunas bacterias podían destruir la bacteria del ántrax.

En 1900, el bacteriólogo alemán Rudolf von Emmerich aisló una sustancia que podía destruir los microbios causantes del cólera y la difteria en un tubo de ensayo, pero no pudo aplicarlo en el tratamiento de las enfermedades. Se puede decir que la historia de los antibióticos como tal comienza en 1928, cuando un científico británico llamado Alexander Fleming, descubrió accidentalmente la penicilina cuando realizaba investigaciones sobre la gripe.

Fleming notó que un moho que contaminaba una de sus placas de cultivo había destruido la bacteria cultivada en ella. No obstante, transcurrieron diez años hasta que pudo ser concentrada y estudiada gracias al trabajo de otros científicos. El descubrimiento de la penicilina marcó un antes y un después en el tratamiento de las enfermedades infecciosas.

  • Se describió como un hecho casual y fortuito.
  • Muy pocas personas como Fleming tenían los conocimientos necesarios para interpretar la actividad biológica del hongo y la curiosidad científica e interés práctico para profundizar en el tema.
  • Actualmente, la penicilina de Fleming es el antibiótico más conocido que ha sido empleado para tratar múltiples enfermedades infecciosas.

A Fleming le siguieron numerosos científicos, como Dubos o Waksman, que descubrieron otros antibióticos de gran importancia, como la tirotricina, la actinomicina, la estreptomicina y la neomicina. CÓMO ACTÚAN Los antibióticos tienen una función selectiva, es decir, son tóxicos para los organismos invasores pero no para las personas y animales a los que se le suministra.

Fundamentalmente los antibióticos se utilizan para matar bacterias, hongos y ciertos parásitos dañinos o impedir su multiplicación. Aunque nunca se deben de usar para curar enfermedades producidas por virus, como por ejemplo la gripe. No sirven de nada y pueden ser perjudiciales para el cuerpo, matando algunas bacterias que sirven para el buen funcionamiento del cuerpo e incluso haciendo que ciertas bacterias se hagan inmunes a los antibióticos, si los tomamos con mucha frecuencia.

Ni la gripe ni el resfriado se cura con antibióticos. Tampoco la tos, la bronquitis y el dolor de garganta a no ser que fuera producido por una bacteria (estreptococo por ejemplo). ¿Cómo actúan los antibióticos? Unos antibióticos lo que hacen es matar la capa protectora que tienen las bacterias hasta que revientan y acaban desapareciendo.

  1. Otros en cambio actúan de forma que impiden que las bacterias produzcan las proteínas que producen su alimento, por lo que al dejarlas sin alimento acaban muriendo.
  2. TIPOS La clasificación de los antibióticos se realiza en función de cuál es su ámbito de actuación.
  3. Por un lado están los antibióticos de bajo espectro, que son los que solo atacan a un tipo de bacteria, y por otro lado están los de amplio espectro, los cuales atacan a bacterias de diferentes tipos.

También se pueden clasificar en función de su poder de actuación frente a las bacterias. Así tendríamos los bactericidas que son capaces de eliminar a la bacteria y los bacteriostáticos que bloquean el crecimiento y la multiplicación de la bacteria dañina.

  • La mala utilización de los antibióticos puede llevar consigo algunos problemas, siendo el principal las resistencias que crean determinadas bacterias ante estos medicamentos.
  • Esto significa que bacterias que son sensibles a la acción de un antibiótico, con el paso del tiempo dejan de serlo, es decir, estas bacterias se protegen frente a la acción del antibiótico y se vuelven resistentes a él.

En estos casos hay que buscar otro antibiótico y volver a empezar el tratamiento, lo que retrasará la curación de la enfermedad.

¿Qué contiene un antibiótico?

Antibióticos principales Azitromicina, claritromicina, eritromicina. Cefaclor, cefalexina, cefuroxima. Doxiciclina. Sulfametoxazol, trimetoprim.

¿Cuál fue el segundo antibiótico descubierto?

2. Los antibióticos, su descubrimiento, desarrollo, historia, aparición de las primeras resistencias Lister y Pasteur Es un poco difícil definir cuándo comienza la historia de los antibióticos, o mejor aún, de los quimioterápicos. Sin embargo, podemos citar que en los primeros años del siglo XX, cuando Paul Ehrlich anunció la eficacia del salvarsán para el tratamiento de la sífilis, muchos pensaron que la lucha contra las enfermedades infecciosas había sido ganada.

  • Lo promisorio de este hallazgo, sin embargo, no sirvió como estimulante de la investigación y el descubrimiento, ya que, en el año 1914 estalla la primera guerra y, durante seis largos años, las urgencias impiden que se piense en desarrollos futuros.
  • Después de 1920, nuevamente se inicia el proceso creador y surgen novedades en el terreno de los protozoodicidas como la atebrina para el tratamiento del paludismo o de la triparsamida para el combate de la enfermedad del sueño.

Es interesante mencionar, como relata Iago Galdston (1943) que Calvin Coolidge, hijo del trigésimo presidente de los Estados Unidos, murió el 7 de julio de 1924. La causa de su muerte fue una septicemia. Una semana antes el joven se había hecho una herida en el dedo de un pie.

  • Parecía poco importante.
  • Sin embargo, fue la puerta de entrada de su muerte, ya que, el martes se lesionó, el miércoles a la noche se quejó de fuertes dolores en la ingle, pensándose en apendicitis.
  • Se llamaron especialistas que llegaron rápidamente al verdadero diagnóstico el día jueves: septicemia.
  • Se luchó con todo y lo mejor para salvarlo, el sábado ingresó al hospital y fue operado de urgencia, todo fue en vano, el domingo empeoró y el lunes, murió.

La muerte había triunfado, no había herramientas para la lucha. Doce años después (1936), los diarios atraían al lector con una noticia: Franklin Delano Roosvelt, hijo de otro presidente, estaba muy enfermo, infectado. Pero había más esperanzas, dado que se disponía de un medicamento capaz de matar microorganismos dentro de la corriente sanguínea.

El joven se salvó. Así el público conoció el Prontosyl, la primera sulfamida. En 1935 Domagk había presentado su primera monografía sobre eficacia del Prontosyl. En ese momento, alguien dijo, y con razón, que probablemente, el siglo XX iba a ser conocido como el siglo de las sulfamidas. Ocurre que se ignoraba lo que desde hacía tiempo estaba ocurriendo en el Hospital St.

Mary de Londres. Allí Alexander Fleming trabajaba duro, multiplicando diversas variedades de gérmenes causantes de infecciones supuradas. En el curso de su investigación, una fortuita observación, analizada con espíritu crítico y enorme base científica, produjo el inicio de un proceso que culminó con la obtención de la penicilina.

  1. Sin embargo no fue rápido el desarrollo y la adopción del nuevo medicamento.
  2. Al contrario, en los primeros años, Fleming no obtuvo eco en los ambientes médicos.
  3. Mientras él estudiaba el hongo, sus productos de secreción, sus estructuras químicas, la existencia del Atoxyl, Salvarsán y Prontosyl, entre otras sustancias, hacía pensar que todo estaba resuelto.

Nadie prestaba atención al nuevo descubrimiento. Pasaron diez largos años, las sulfamidas no solamente habían demostrado su eficacia, sino que se conocía como actuaban, cosa que no ocurría con la penicilina. En el año 1939 se produce un nuevo descubrimiento, René Dubos de la Fundación Rockefeller, investigando los gérmenes del suelo, descubre la Tirotricina.

Era un producto del metabolismo del Bacillus brevis, Esta droga era extremadamente eficaz, pero muy tóxica. Solamente se la podía utilizar en tratamientos locales. Se trata de un hallazgo al que la historia no le dedica la enorme importancia que realmente tiene. El descubrimiento de la tirotricina, un antibiótico, llevó la atención nuevamente hacia la penicilina.

Dado que la tirotricina era natural, obtenida por biosíntesis, de mecanismo de acción desconocido y poderosamente activa, aunque tóxica. Howard Florey, australiano que trabajaba en Oxford, retoma el trabajo de desarrollo de la penicilina. Demostrar nuevamente la eficacia y ahora la inocuidad de la penicilina fue la primera tarea, que fue muy compleja, especialmente por las pequeñas cantidades de droga de que se disponía y la poca pureza en que se encontraba.

  • Los primeros éxitos clínicos fueron asombrosos, pese a algún fracaso inicial por falta de medicamento para completar el tratamiento.
  • Las bajas cantidades de penicilina eran la gran limitante.
  • Se debió pasar a una nueva etapa, la escala industrial en la elaboración del fármaco.
  • Si bien a través de pasos sucesivos los cultivos del hongo se fueron haciendo más eficaces en la producción de la droga, el punto de inflexión se produjo cuando los investigadores descubrieron una nueva variedad del hongo que se podía cultivar en profundidad y eso permitió la utilización de grandes tanques de fermentación.

Esto ocurría en los primeros años de la década del 40. La revolución de los antibióticos había comenzado. En medicina veterinaria, paralelamente a lo que ocurría en medicina humana, los antibióticos comenzaron a ser utilizados para tratamientos de animales enfermos, y cuando eso era considerado necesario, tratar animales asintomáticos que convivían con los enfermos, eso es tratamientos grupales profilácticos.

See also:  Como Retrasar La Regla Con Ibuprofeno?

Esto comenzaba a ocurrir en la década del 50. En esa época, alimentando cerdos con desechos de fermentación de tetraciclinas, se descubrió que esos cerdos crecían más que los que recibían otros alimentos. Al asociarse la respuesta lograda con el origen del alimento, se estaba descubriendo la capacidad de los antibióticos de contribuir al crecimiento de los animales, mejorando los índices de conversión, esto es, crecer más con la misma cantidad de alimento.

Este es el inicio histórico del uso de antibióticos como promotores del crecimiento cuando son adicionados en cantidades subterapéuticas a los alimentos. Los grupos de antibióticos que, en general se utilizaban para este fin eran penicilinas y tetraciclinas.

  • Algunos años más tarde, comenzó a surgir preocupación por la aparición de cepas resistentes a estos antibióticos de salmonellas aisladas de terneros con enfermedad respiratoria.
  • Sin embargo la utilización de quimioterápicos como promotores del crecimiento, ha continuado hasta nuestros días con buenos resultados y generando una discusión, durante los últimos años, de la que nos ocuparemos en secciones posteriores.

: 2. Los antibióticos, su descubrimiento, desarrollo, historia, aparición de las primeras resistencias

¿Cuántas generaciones de antibióticos existen?

Descripción general de los principales grupos de fármacos antimicrobianos. Antibióticos. Cambios más importantes respecto a la versión anterior: Se ha revisado la disponibilidad de fármacos en el mercado español, retirando del documento aquellos que ya no están comercializados y añadiendo nuevos antibióticos que sí están disponibles, como las cefalosporinas de 5.ª generación.

  1. Aminoglucósidos: estreptomicina, neomicina, amikacina, kanamicina, tobramicina, gentamicina, capreomicina, paromomicina
  2. Betalactámicos:
    1. Penicilinas:
      • Bencilpenicilinas: bencilpenicilina (penicilina G); fenoximetilpenicilina (penicilina V).
      • Isoxazolilpenicilinas: cloxacilina
      • Aminopenicilinas: ; ampicilina.
      • Ureidopenicilinas: piperacilina.
    2. Cefalosporinas:
      • 1ª generación: cefadroxilo, cefalexina, cefazolina sódica.
      • 2ª generación: cefaclor, cefuroxima, cefonicida, cefoxitina, cefminox.
      • 3ª generación: cefixima, cefpodoxima proxetilo, cefditoreno pivoxilo, cefotaxima, ceftazidima, ceftriaxona.
      • 4ª generación: cefepima.
      • 5ª generación: ceftarolina fosami, ceftobiprole medocaril, ceftolozano.
    3. Monobactámicos: aztreonam.
    4. Carbapenemes: imipenem, meropenem, ertapenem.
    5. Inhibidores de las beta-lactamasas (entre paréntesis el betalactámico al que se asocia): (amoxicilina)/ácido clavulánico; (ampicilina)/sulbactam; (piperacilina)/tazobactam; (ceftazidima)/avibactam; (ceftolozano)/tazobactam.
  3. Anfenicoles: cloranfenicol.
  4. Glucopéptidos: vancomicina, teicoplanina, dalvabancina.
  5. Lincosamidas: clindamicina, lincomicina.
  6. Macrólidos:
    • Macrólidos de 14 átomos: eritromicina, claritromicina, roxitromicina.
    • Macrólidos de 15 átomos: azitromicina.
    • Macrólidos de 16 átomos: espiramicina acetil, josamicina, midecamicina diacetil.
  7. Nitroimidazol: metronidazol, tinidazol.
  8. Oxazolidinona: linezolid, tedizolid.
  9. Quinolonas:
    • 1ª Generación: ácido nalidíxico
    • 2ª Generación: ciprofloxacino; norfloxacino; ofloxacino; ozenoxacino.
    • 3ª Generación: levofloxacino.
    • 4ª Generación: moxifloxacino; nadifloxacino.
  10. Rifamicinas (ansamicinas): Rifabutina, rifampicina, rifaximina.
  11. Sulfonamidas (entre paréntesis el antibiótico al que se asocian): (trimetoprima)-sulfametoxazol, conocido como cotrimoxazol; (trimetoprima)-sulfadiazina, conocido como cotrimacina; sulfacetamida; sulfadiazina argéntica.
  12. Tetraciclinas:
    • 1ª Generación: tetraciclina clorhidrato.
    • 2ª Generación: doxiciclina, minociclina.
    • 3ª Generación: oxitetraciclina, tigeciclina.
  13. Miscelánea: ácido fusídico; bacitracina; gramicidina; tirotricina; bedaquilina; delamanid; daptomicina; fosfomicina; isoniazida; pirazinamida; etambutol; mupirocina; nitrofurantoína; polimixinas; trimetroprima.

El trabajo completo actualizado Obando Pacheco P, Suárez-Arrabal MC, Esparza Olcina MJ. Descripción general de los principales grupos de fármacos antimicrobianos. Antibióticos. (v.3/2020). Guía_ABE. Infecciones en Pediatría, Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico [actualizado el 20/10/2020 (V.3.0/2020 Disponible en : Descripción general de los principales grupos de fármacos antimicrobianos.

¿Qué pasaría si no existieran los antibióticos?

14 marzo 2013 Actualizado 16 marzo 2013 Quien Descubrió Los Antibióticos Un futuro terrible podría estar en el horizonte, un futuro que puede arrebatar de las manos de los doctores una de las herramientas más importantes de la medicina. Una simple cortada en el dedo podría significar una lucha de vida o muerte. La suerte tendría un papel más predominante en tu futuro que cualquier doctor.

  1. Las operaciones más sencillas, como una apendicectomía, podría ser mortal.
  2. Los tratamientos de cáncer y los trasplantes de órganos podrían matarte.
  3. El parto podría volver a ser un momento de vida o muerte para la mujer.
  4. Este es el futuro sin antibióticos.
  5. Parece la trama de una novela de ciencia ficción, pero hay un temor genuino de que el mundo está rumbo a una era pos antibiótico.

La Organización Mundial de la Salud advirtió que “muchas infecciones comunes dejarán de tener cura y que, una vez más, podrían matar”. El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos ha alertado de la aparición de “bacterias pesadilla”. La secretaria de salud para Inglaterra, profesora Dame Sally Davies, ya suscitó paralelismos con el “apocalipsis”.

¿Cuál es el origen de la sífilis?

Secciones ¿Qué sabe Ud acerca de. Origen de la pandemia de sífilis? What do you know about. Origin of the pandemic of syphilis? Dra. María del Carmen Ramírez M. Departamento Sistemas Biológicos Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Preguntas 1.

  • ¿Qué es la sífilis? 2.
  • ¿Qué es la treponematosis? 3.
  • ¿Cuándo se originó la treponematosis? 4.
  • ¿Cuáles son las hipótesis principales sobre el origen de la sífilis? 5.
  • ¿Qué evidencias sustentan el origen americano de la sífilis? 6.
  • ¿Qué evidencias sustentan la Teoría Precolombina del origen de la sífilis? 7.

¿Qué estrategias de intervención son utilizadas para combatir la sífilis? Respuestas 1. La sífilis, o sífilis venérea, es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual que afecta a más de 25 millones de personas adultas en el mundo. Esta enfermedad es causada por la bacteria espiroqueta Treponema pallidum subsp.

Pallidum, que comúnmente se transmite por contacto sexual o de la madre al recién nacido en la etapa intrauterina (sífilis congénita) o durante el parto (sífilis connatal) ocasionando aborto, muerte, o severas secuelas en el neonato -como ceguera o daño cerebral. En la sífilis endémica la enfermedad puede ser transmitida por contacto no sexual, particularmente en poblaciones con pobres condiciones de higiene, mediante el contacto de la piel con secreciones de úlceras (chancros) o de clavos sifilíticos.

En ocasiones la sífilis puede transmitirse por transfusión sanguínea y, frecuentemente, al realizar sexo oral sin protección. Las lesiones ulcerosas (chancro primario) aparecen en el sitio de inoculación tras un periodo de incubación de dos a tres semanas.

  • Estas lesiones remiten de forma espontánea seis u ocho semanas después y la enfermedad entra en la fase secundaria, donde el patógeno es diseminado a través del torrente sanguíneo y puede afectar cualquier órgano o tejido.
  • En esta etapa la infección puede estar latente durante décadas aunque, esporádicamente, se presentan extensas lesiones secundarias en la piel que aparecen y desaparecen antes de que se manifieste la etapa terciaria.

En esta última etapa la sífilis afecta predominantemente los sistemas nervioso central y cardiovascular, así como los ojos, el tejido blando, los huesos y articulaciones, ocasionando daños irreversibles y muerte.2. La treponematosis humana es una enfermedad infecciosa que se manifiesta en cuatro formas que son causadas por distintos treponemas estrechamente relacionados, los cuales entran al organismo a través de mucosas o de heridas en la piel.

Las cuatro formas de treponematosis humana se han clasificado según su forma usual de transmisión en dos grupos: 1) treponematosis no venérea (o endémica) que incluye la pinta (causada por Treponema carateum) y un segundo subgrupo que abarca la frambosia trópica o yaws (causada por Treponema pertenuee) y la sífilis endémica o bejel (causada por Treponema endémicum).

El segundo grupo lo conforma la treponematosis venérea o sífilis venérea, causada por T. pallidum.3. La emergencia de la sífilis y otras enfermedades infecto contagiosas, incluidas la lepra y la tuberculosis, se han trazado principalmente en estudios arqueológicos de restos de esqueletos humanos, a veces combinados con secuenciación de DNA viral o bacteriano obtenido de los mismos restos.

La treponematosis humana se ha estudiado también con análisis de secuencias de DNA de bacterias vivas. Correlacionando estos análisis con los de DNA antiguo de restos óseos y de dientes se ha obtenido evidencia de que la enfermedad emergió o, al menos, prevaleció alrededor del tiempo en el que se desarrolló la agricultura, hace unos 10 000 años.

Otros reportes, sustentados, en parte, en estudios de cambios climáticos han sugerido que la treponematosis original, en forma de pinta, pudo haber emergido en el mundo hace unos 15 000 años A.C.4. El origen de la sífilis y su relación con las otras formas de treponematosis sigue siendo controvertido.

La hipótesis del Intercambio Colombino sostiene que la sífilis se originó en América y fue llevada a Europa por la tripulación de Cristóbal Colón en el siglo 15, mientras que los defensores de la hipótesis Precolombina sostienen que la enfermedad ya existía en Europa mucho antes del regreso de Colón al Continente Europeo.

Una tercera hipótesis sugiere que la sífilis fue llevada al Nuevo Mundo en la época de la conquista española; de hecho, varios registros y documentos han confirmado que muchas poblaciones de nativos Americanos fueron diezmadas o eliminadas por varias epidemias que sucedieron tras la conquista.

  1. Otra hipótesis sostiene que la sífilis y otras formas de treponematosis endémicas no venéreas ya existían independientemente en el Viejo y en el Nuevo Mundo desde tiempos muy antiguos.5.
  2. Evidencias antropológicas basadas en la presencia de lesiones óseas en restos de esqueletos de nativos Americanos encontrados en la República Dominicana, con más de 1500 años de antigüedad, y que son características de la sífilis: marcada reacción periostal (alteraciones de la capa externa del hueso, particularmente de la tibia) y remodelación o malformación de la tibia en forma de sable y, ocasionalmente, destrucción ósea (o “gumma”), sugieren que el sitio más probable del origen de la sífilis se remonta al Nuevo Mundo.
See also:  Cuantos Días Seguidos Se Puede Tomar Ibuprofeno 600?

Se cree que la treponematosis original, causada por la espiroqueta Treponema pertenue tuvo sus orígenes en África, manifestándose en la piel en forma de nódulos y pápulas con aspecto de frambuesa (de ahí que a esta forma de treponematosis se le conoce también como frambosia trópica).

  1. Al parecer, esta enfermedad se diseminó desde África hasta Norteamérica, pasando por Asia.
  2. En este proceso la enfermedad evolucionó en la forma de bejel, causada por T.
  3. Endémicum, aunque esta forma de treponematosis también se introdujo en Norteamérica desde su trayecto por Asia.
  4. Sin embargo, fue en Norteamérica donde, al parecer, unos 8 mil años después tuvo lugar otra mutación que originó la sífilis, causada por T.

pallidum. Los defensores de la hipótesis del Intercambio Colombino sostienen que la sífilis fue llevada después a Europa por la tripulación de Colón desde la República Dominicana. En el Viejo Mundo la enfermedad rápidamente alcanzó proporciones de pandemia entre los siglos 16 a 18, afectando mayormente a Europa, donde prácticamente barrió a la población, así como a gran parte de Asia y el norte de África.

Un estudio filogenético reciente, basado en datos de 21 regiones genéticas evaluadas en 26 cepas patógenas de treponema geográficamente distinas da sustento a la teoría del origen de la sífilis en el Nuevo Mundo y sugiere que las subespecies de treponema que no son transmitidas por vía sexual se originaron en el Viejo mundo.6.

La presencia de lesiones óseas características de sífilis en restos humanos de los siglos 2 al 14 D.C. excavados en Europa y Asia sustentan el origen de esta enfermedad en el Viejo Mundo. Sin embargo, aún existe controversia sobre la fiabilidad de los métodos de análisis que permiten confirmar lesiones óseas por treponematosis y, posteriormente, discriminar entre las cuatro formas de treponematosis.

  1. Algunas de las evidencias más claras, sin embargo, pueden ser proporcionadas por los restos óseos de un adolescente, fechados en el siglo 13, con signos claros de sífilis congénita, excavados en una región de la zona asiática de la actual Turquía.
  2. Igualmente, los restos óseos de una pareja de gemelos encontrados en las ruinas de Pompeya, la antigua ciudad romana enterrada por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 D.C., con signos claros de sífilis congénita sustentan el origen de la sífilis en el Viejo mundo.

Estas observaciones, publicadas en 2010, contradicen la idea más aceptada de que la sífilis fue llevada a Europa desde el Nuevo Mundo en el siglo 15. Los restos encontrados en excavaciones arqueológicas en el Reino Unido han aportado igualmente un importante sustento a la hipótesis Precolombina del origen de la sífilis.

Los exámenes de restos óseos excavados en ese país, en 2010, indican que la enfermedad ya se conocía en la Europa Precolombina desde unos 200 años antes del regreso de Colón a Europa. Igualmente, en el cementerio de un antiguo monasterio situado al noreste del Reino Unido se encontraron tres esqueletos de individuos que probablemente vivieron en el siglo 13 y que presentaban signos de alteraciones óseas típicas de la sífilis.

No obstante, este estudio no excluye de forma contundente que esas lesiones fueran causadas por otra forma de treponematosis denominada yaws (término inglés derivado del vocablo indígena caribeño “yaya”) o frambosia trópica, causada por T. pertenue.7.

La penicilina parenteral sigue siendo el antibiótico de primera elección para combatir la sífilis desde su aplicación masiva en zonas endémicas implementada por la OMS, en la década de 1950 a 1960. El tratamiento es reforzado con preparaciones del antibiótico de acción prolongada debido a que T. pallidum se divide lentamente.

En casos de alergia a la penicilina se realizan maniobras para superar o prevenir la alergia al antibiótico o éste es sustituido por doxiciclina o tetraciclina. La penicilina es eficaz para combatir las distintas formas de treponematosis, sin embargo, la creciente emergencia de cepas resistentes al antibiótico ha hecho necesaria la búsqueda de nuevos tratamientos y vacunas.

Así, el conocimiento del genoma completo de la cepa Chicago de T. pallidum subsp. pallidum, resistente a los antibióticos, y publicado recientemente, puede ser de gran utilidad en los estudios de la patogénesis de la sífilis y de la variabilidad genética entre distintas cepas de T. pallidum, así como en el tratamiento de esta enfermedad y, eventualmente, su prevención con vacunas.

El uso de la penicilina para combatir la sífilis y otras enfermedades venéreas -como gonorrea- tiene, sin embargo, varios antecedentes trágicos. En el libro Examining Tuskegee, publicado en 2009 y con autoría de la Dra. Susan Reverby, se revela que el llamado Estudio de sífilis de Tuskegee, realizado en EUA, tuvo como objetivo estudiar la evolución de la sífilis en alrededor de 400 hombres afroamericanos.

  • Dicho experimento dio comienzo en 1932, sin el conocimiento de los pacientes de padecer esta enfermedad y sin haber recibido tratamiento alguno, incluso cuando ya se conocía que la penicilina podría curar la sífilis.
  • El experimento duró 4 décadas y hasta el año de 1997 el gobierno de EUA se disculpó públicamente por estos experimentos.

Igualmente trágicos y abominables fueron los experimentos realizados en Guatemala por médicos estadunidenses, entre 1946 y 1948, liderados por el Dr. John Cutler, con financiación del Gobierno Estadunidense y la anuencia del Gobierno Guatemalteco de esa época.

  • Los estudios fueron conducidos con el fin de desarrollar modelos humanos de transmisión de sífilis y evaluar la efectividad de tratamientos potenciales.
  • Las víctimas fueron alrededor de 1 500 guatemaltecos en condiciones de marginación y mayor vulnerabilidad -prisioneros, prostitutas, soldados, pacientes confinados en instituciones siquiátricas e, incluso, niños huérfanos- las cuales, sin su consentimiento y conocimiento, eran infectadas sistemáticamente con sífilis y gonorrea para estudiar los mecanismos de transmisión de estas enfermedades y probar la eficacia de la penicilina para curar y/o prevenir estas infecciones.

Estos experimentos fueron dados a conocer al público en octubre de 2010, a raíz de las investigaciones documentales realizadas por la Dra. Reverby, del Wellesley College, sobre sífilis y publicadas recientemente. Un reporte completo de estos experimentos fue dado a conocer por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, EUA, en septiembre de 2010.

  • Referencias 1.
  • Peeling, R.W., Mabey, D.C.W. Syphilis.
  • Nat Rev Microbiol.2004; 2:448-449.2.
  • Hackett, C.J.
  • On the origin of the human treponematoses.
  • Bulletin World Health Organization.1963; 29(1):7-41.3.
  • Rothschild, B.M.
  • History of Syphilis.
  • Clin Infect Dis.2005; 40(10):1454-1463.4. Beard, M.
  • Pompeii skeletons reveal secrets of Roman family life.

BBC News Europe, diciembre 14, 2010. En: www.bbc.co.uk/news/world-europe-11952322, Consultado, mayo de 2012.5. Hunter, P. Biomolecular archaeology provides new insights into past civilizations, cultures and practices, EMBO Reports.2007; 8:215-217.6. Harper, K.N., Ocampo, P.S., Steiner, B.M., George, R.W., Silverman, M.S., Bolotin, S., Pillay, A., Saunders, N.J., Armelagos, G.J.

  1. On the origin of the Treponematoses: a phylogenetic approach, PLoS Neglected Tropical Diseases 2(1): e148.7.
  2. McGreal, C.
  3. US says sorry for ‘outrageous and abhorrent’ Guatemalan syphilis tests.
  4. The Guardian, UK.
  5. Octubre 1, 2010.
  6. En http://www.guardian.co.uk/world/2010/oct/01/us-apology-guatemala-syphilis-tests,

Consultado, mayo de 2011.8. Peeling, R.W. y Hook, E.W. The pathogenesis of syphilis: the Great Mimicker, revisited. J Pathol.2006; 208:224-232.9. Erdal, Y.S. A pre-Columbin case of congenital syphilis from Anatolia (Nicaea, 13th century AD). Int J Osteoarchaeology.2006; 16(1):16-33.10.

Giacani, L., Jeffrey B.M., Molini, B.J., Le H.V.T., Lukehart, S.A., Centurion-Lara, A., Rockey, D.D. Complete genome sequence and annotation of the Treponema pallidum subsp. pallidum Chicago strain. J Bacteriol.2010; 192(10):2645-2646.11. CDC Report on findings from the U.S. Public Health Service sexually transmitted disease inoculation study of 1946-1948, based on review of archived papers of John Cutler, MD, at the University of Pittsburgh.

En: www.hhs.gov/1946inoculationstudy/cdc_rept-std_inoc_study, Consultado, mayo, 2012.

¿Dónde se eliminan los antibióticos?

El riñón es el órgano encargado de eliminar los medicamentos de nuestro organismo. Cuando tomamos un fármaco o medicamento, el órgano que se encarga en mayor medida de metabolizarlo para que sea efectivo es el hígado.

¿Dónde actúan los antibióticos?

Preguntas y respuestas sobre el uso de antibióticos Los antibióticos son medicamentos que combaten infecciones causadas por bacterias en los seres humanos y los animales ya sea matando las bacterias o dificultando su crecimiento y multiplicación.

¿Qué son los antibióticos y cuál es su función?

Preguntas y respuestas sobre el uso de antibióticos Los antibióticos son medicamentos que combaten infecciones causadas por bacterias en los seres humanos y los animales ya sea matando las bacterias o dificultando su crecimiento y multiplicación.

¿Cuáles son las características de los antibióticos?

¿Qué son los antibióticos? – Los antibióticos son medicamentos que combaten las infecciones bacterianas en personas y animales. Funcionan matando las bacterias o dificultando su crecimiento y multiplicación. Los antibióticos se pueden tomar de diferentes maneras:

Por vía oral (por la boca): Pueden ser pastillas, cápsulas o líquidos Tópicamente: Puede aplicarse en crema, aerosol o ungüento que se ponga en la piel. También podría ser un ungüento para los ojos, gotas para los ojos o gotas para los oídos A través de una inyección o por vía intravenosa: Esto suele utilizarse para infecciones más graves

Adblock
detector