Que Es Mejor Para La Fiebre Paracetamol O Ibuprofeno?

Que Es Mejor Para La Fiebre Paracetamol O Ibuprofeno
En el caso de que haya fiebre, pero no dolor, puede ser suficiente tomar paracetamol. Pero si, por ejemplo, a la fiebre se suma dolor de garganta, se controla mal con paracetamol, y si se asocia fiebre con inflamación, se podría valorar optar por el ibuprofeno.

¿Qué es más efectivo para bajar la fiebre el paracetamol o el ibuprofeno?

Objetivo. El objetivo del estudio es analizar comparativamente la eficacia de ibuprofeno y paracetamol, y evaluar la posible repercusión sobre la misma de sexo, peso, talla y enfermedad subyacente. Pacientes y métodos. Se recogieron los datos de filiación de 166 niños con temperatura axilar igual o superior a 38 °C. Se administraron 15 mg/kg de paracetamol a 80 de ellos y 7 mg/kg de ibuprofeno a 86. Se recogió después la temperatura que presentaban a los 60, 120, 180 y 240 min de su administración. Con estos datos se realizó un análisis estadístico, incluyendo un análisis de datos apareados. Resultados. Ibuprofeno y paracetamol consiguieron dejar afebriles en algún momento del estudio al 90 % de los niños. El 74 % de los pacientes permanecieron afebriles 4 h después de administrarlos. En la muestra global, las temperaturas obtenidas con ibuprofeno frente a paracetamol fueron: 37,66 6 0,73 frente a 37,80 6 0,65 (p 5 0,22) a la hora de su administración; 37,09 6 0,83 frente a 37,29 6 0,71 a las 2 h; 37,12 6 1,05 frente a 37,28 6 0,87 (p 5 0,64) a las 3 h; 37,40 6 1,12 frente a 37,46 6 1,00 (p 5 0,72) a las 4 h. La máxima velocidad de descenso se alcanzó durante los primeros 60 min (­1,32 6 0,83 para ibuprofeno frente a ­1,09 6 0,77 con paracetamol; p 5 0,10). En cuanto al factor edad, en los niños de edad comprendida entre 5 y 12 años se lograron temperaturas significativamente menores con ibuprofeno que con paracetamol (38,00 6 0,65 frente a 37,45 6 0,43 en la primera hora; 36,71 6 0,66 frente a 37,60 6 0,93 en la segunda hora; 36,80 6 0,79 frente a 37,67 6 1,12 en la tercera hora). El análisis de datos en función del peso, sexo y enfermedad no mostró diferencias significativas. Conclusiones. Ibuprofeno y paracetamol demostraron ser efectivos a la hora de descender la temperatura. Ambos fármacos mostraron una eficacia antitérmica similar, salvo en los niños mayores de 5 años, donde se demostró mayor eficacia con ibuprofeno. Peso, sexo y enfermedad de base no determinaron diferencias de eficacia. Palabras clave: Fiebre Niños Ibuprofeno Paracetamol Texto completo Introducción La fiebre, dentro del marco de la población pediátrica, constituye el motivo de consulta más frecuente en los servicios de urgencias y el segundo motivo de consulta más frecuente en los centros de atención primaria 1, Además, el grupo de los fármacos más consumidos en nuestro sistema sanitario en la actualidad son los antipiréticos y los analgésicos no narcóticos 2, La fiebre sigue siendo, hoy por hoy, un motivo de inmensa preocupación para los padres 3,4, Si bien el proceso patológico que lleva a la aparición de fiebre es lesivo, la respuesta febril puede ejercer un efecto beneficioso en la defensa del huésped a la agresión. Hay algunos expertos que piensan que tratar de resolver la fiebre puede aumentar la mortalidad en infecciones graves y prolongar el curso de las infecciones virales a través de dificultar la respuesta inmunológica 5, En cualquier caso, el tratamiento de la fiebre produce ventajas cuando la fiebre es sintomática 6 o cuando puede complicar una enfermedad subyacente. Los fármacos más utilizados para combatir la fiebre en el ámbito pediátrico son dos: paracetamol 7-10 e ibuprofeno 11-14, Si bien en diversos estudios se ha comparado la eficacia antitérmica de ambos 15-34, pocos de ellos se han realizado en nuestro medio. El presente estudio trata de evaluar comparativamente la efectividad de ibuprofeno y paracetamol en niños de nuestro medio. Además, se analizará la posible repercusión de sexo, peso, edad y tipo de infección sobre el descenso térmico logrado con cada uno de ellos. Material y métodos Población Se han estudiado niños de edades comprendidas entre 6 meses y 12 años en los cuales se verificó en el Servicio de Urgencias del Hospital Materno-Infantil 12 de Octubre una temperatura axilar igual o superior a 38 °C, y que padecían una de las siguientes infecciones: catarro de vías altas, faringoamigdalitis, bronquitis aguda, bronquiolitis, neumonía, laringitis u otitis media. La elección del fármaco administrado en cada paciente fue decisión del pediatra que lo atendió, en función de las preferencias del niño o de los padres. Se excluyó a todos los niños que habían recibido paracetamol en las 4 h previas o ibuprofeno, 6 h antes. También se excluyó a los niños que vomitaron el fármaco al poco tiempo de su administración. Dosis y formato La dosis administrada de paracetamol (asignación A) fue de 15 mg/kg, en el formato y presentación disponible en el servicio de urgencias, que fue en todo momento Apiretal®. La dosis administrada de ibuprofeno (asignación B) fue de 7 mg/kg en el formato y presentación disponible en el servicio de urgencias, que fue, entre noviembre de 2001 y enero de 2002, Dalsy®, y entre febrero de 2002 y octubre de 2002, Junifen®. Entre noviembre de 2002 y enero de 2003 recibieron Dalsy®. Variables En todos los niños se recuperaron las características demográficas (edad, sexo, peso) y enfermedad. La medición de la temperatura se hizo con termómetro de mercurio durante 4 min en la región axilar a los 0 (t0), 60 (t1), 120 (t2), 180 (t3) y 240 (t4) min de la administración del fármaco. Cada una de estas temperaturas se reflejó en la hoja de captación de datos dispuesta a tal efecto, y que se entregó a los padres del niño, y en la cual se consignaba, además de las temperaturas, la enfermedad que padecía su hijo. La primera determinación térmica se hizo en urgencias, y el resto, en el domicilio de los padres. A través de una llamada telefónica se interrogó a éstos sobre las diferentes temperaturas. Se excluyeron aquellos padres que no tuvieran a su disposición un termómetro de mercurio y a aquellos que no demostraran un firme compromiso para tomar rigor e interés en este estudio. Análisis estadístico Se parte de cinco variables cuantitativas (registradas como t0, t1, t2, t3 y t4) y cinco cualitativas, dos de las cuales eran variables dicotómicas tipo sí/no, registradas informáticamente como “paracetamol” (que responde a la pregunta ¿se ha administrado paracetamol a este paciente?) y “mujer” (que responde a la pregunta ¿esta paciente es niña?). Las tres variables cualitativas restantes fueron ordinales: “peso” (agrupado en categorías: “peso 1”, 0-10,0 kg; “peso 2”, 10,1-20,0 kg; “peso 3”, 20,1-30,0 kg, y “peso 4”, > 30 kg); “edad” (agrupada en categorías: “edad 1”, 6 meses 1 día-2 años 0 días; “edad 2”, 2 años 1 día-5 años 0 días; “edad 3”, 5 años 1 día-10 años 0 días). Por último, la variable enfermedad se agrupó en siete categorías: 1 (catarro de vías altas), 2 (faringoamigdalitis), 3 (neumonía), 4 (bronquitis), 5 (bronquiolitis), 6 (otitis media) y 7 (laringitis). El análisis estadístico incluye una comparación de las medias térmicas registradas con ambos fármacos en el total de la muestra, a lo largo de los distintos momentos en los que se realizó la medición, esto es, en el tiempo 0 (t0), 1 h después (t1), 2 h después (t2), 3 h después (t3) y 4 h más tarde (t4), ponderadas todas ellas a través del valor de la t de Student. Para valorar y comparar la disminución de temperatura con ambos antitérmicos se hizo un análisis de datos apareados. Se ha analizado si hay o no diferencia significativa de temperatura en los distintos tiempos de medición, cuál es la temperatura mínima conseguida con cada antitérmico, en qué instante se produce ésta, en qué intervalo temporal se alcanza la mayor velocidad de descenso y desde qué momento comienza a subir la temperatura. Finalmente, se han valorado las temperaturas obtenidas para cada antitérmico según sexo, peso, edad y enfermedad de base, en función de un doble análisis: análisis directo y análisis de datos apareados en horas consecutivas (t0t1, t1t2, t2t3 y t3t4). Del resto del análisis apareado (entre horas no consecutivas) se consideraron únicamente las cifras y el tiempo que consiguen el máximo de descenso de temperatura. En el análisis directo, se ha utilizado como prueba de significación estadística la t de Student en el caso de muestras de más de 30 sujetos y la U de Mann-Whitney en el caso de muestras de menos de 30 sujetos. En el análisis apareado, se ha empleado como prueba de significación estadística la t de Student apareada si la muestra es de más de 30 sujetos o el test de Wilcoxon si es menor de 30. Los valores correspondientes a las medias de las variables cuantitativas se expresan con dos decimales como media ± desviación estándar. Para el análisis estadístico de los datos se empleó el programa EPI-INFO 6. Resultados Participaron en el estudio un total de 166 padres, de los cuales 80 recibieron paracetamol y 86, ibuprofeno. Completaron de forma fiable la fase de medición 129, entre cuyos hijos 64 recibieron paracetamol y 65 ibuprofeno. Ambos grupos fueron homogéneos y comparables en cuanto a peso, edad, sexo y diagnóstico. No se registró ningún efecto adverso. La media de edad fue 4,1 ± 1,7 años y la mediana, 3,1 años. La distribución por edades fue la siguiente: edad 1, 51 pacientes (40,3 %); edad 2, 53 pacientes (41,1 %); edad 3, 25 pacientes (18,6 %). La distribución por sexos fue: mujeres, 75 casos (58,9 %); varones, 54 casos (41,1 %). La distribución por pesos fue: peso 1, 27 casos (21,7 %); peso 2, 73 casos (57,3 %); peso 3, 18 casos (14,7 %); peso 4, 11 casos (6,2 %). En cuanto al tipo de infección, se recogieron datos de 44 casos (34,1 %) de infección respiratoria de vías altas, 51 (39,53 %) de faringoamigdalitis aguda, 5 (3,9 %) de neumonía, 19 (14,7 %) de bronquitis, 3 (2,32) de bronquiolitis, 5 (3,9 %) de otitis media aguda y 2 (1,6 %) de laringitis. El análisis de los datos de la muestra global mostró los datos que se exponen en la tabla 1. En el grupo de pacientes que recibió paracetamol, la temperatura mínima se registró a las 3 h de su administración (37,28 ± 0,87 °C). En los que recibieron ibuprofeno, la temperatura mínima se alcanzó una hora antes, siendo en este caso menor (37,09 ± 0,83 °C). En el análisis de datos apareados (tabla 2) se pudo apreciar que la máxima velocidad de descenso se alcanzó en los primeros 60 min, siendo algo menor, sin carácter estadísticamente significativo en el caso de paracetamol (­1,09 ± 0,77 °C) que para ibuprofeno (­1,32 ± 0,83 °C). A lo largo de la segunda hora, el descenso prosigue, pero a velocidad menor, para ambos fármacos. En la tercera hora comienza el ascenso térmico, que es máximo durante la cuarta hora (0,20 ± 0,65 °C para paracetamol y 0,29 ± 0,96 °C para ibuprofeno). El descenso máximo de temperatura se consigue entre t0 y t2, con una disminución de 1,87 ± 0,94 °C para ibuprofeno y 1,64 ± 0,72 °C para paracetamol (p = 0,11). En cuanto al análisis de datos en función de la edad, cabe reseñar que en el grupo de edad comprendido entre 5 y 12 años se lograron temperaturas significativamente menores con ibuprofeno que con paracetamol en la primera, segunda y tercera hora tras su administración (tabla 3). En estos niños, la máxima velocidad de descenso se consiguió durante la primera hora con los dos fármacos (­1,38 ± 0,50 °C para ibuprofeno y ­1,00 ± 0,77 °C para paracetamol). El descenso prosiguió a lo largo de la segunda hora, pero a velocidad menor para ambos antitérmicos. En la tercera hora, en los pacientes tratados con paracetamol la temperatura siguió descendiendo; en los tratados con ibuprofeno, por el contrario, durante la tercera hora comienza el ascenso térmico, que se vuelve común y más acusado para todos los niños, independientemente de su tratamiento, durante la cuarta hora. En la tabla 4 se muestra el análisis por datos apareados para el grupo de edad comprendida entre 5 y 12 años. En los restantes grupos de edad no se apreciaron diferencias significativas en ninguno de los tiempos de medición. El comportamiento en el grupo “edad 1” no difirió sustancialmente del comportamiento de la muestra global. Así, en los pacientes que fueron asignados a ibuprofeno, la temperatura mínima se alcanzó a las 2 h de su administración (37,16 ± 0,89 °C); en este mismo grupo de edad, los que recibieron paracetamol alcanzaron la temperatura mínima una hora más tarde (37,08 ± 0,70 °C). En el grupo “edad 2”, esta tónica se invirtió, pues la temperatura mínima se alcanzó con ibuprofeno a las 3 h de su administración (37,11 ± 1,17 °C) y con paracetamol, una hora antes (37,24 ± 0,62 °C). El análisis de datos en función del peso, al igual que los análisis en función de sexo y enfermedad, no rebelaron diferencias significativas, y mostraron resultados similares a los obtenidos con la muestra global. Discusión En nuestro estudio, como sucede en los de otros centros, no se ha demostrado diferencia de eficacia entre paracetamol e ibuprofeno 15-26, Hay que destacar que ambos antitérmicos logran dejar afebriles al 90 % de los niños durante las primeras 4 h después de su administración, pero no consiguen que la temperatura descienda por debajo de 37 °C, al menos si partimos de temperaturas iguales o superiores a 38,84 °C. Ibuprofeno consigue un descenso máximo de temperatura de 1,87 ± 0,90 °C y paracetamol, de 1,64 ± 0,83 °C. La máxima velocidad de descenso se da durante los primeros 60 min después de su administración. Así, ibuprofeno consigue en este intervalo el 70 % del descenso máximo, y paracetamol el 66 % del mismo. Esta mayor velocidad de descenso de ibuprofeno durante la primera hora hace que la temperatura mínima se alcance antes con este antitérmico (a las 2 h) que con paracetamol (a las 3 h). Este hecho debería ser conocido por los padres, pues una gran parte de ellos tienen la falsa convicción de que el efecto de los antitérmicos es prácticamente instantáneo. Cuando el pediatra pauta un antitérmico, debería mostrarles con claridad en qué momento la temperatura de su hijo alcanzará el descenso máximo. En todo caso, a partir del momento de máximo descenso, la temperatura vuelve de nuevo a ascender, para situarse a las 4 h de su administración alrededor de un grado y cuatro décimas por debajo de la temperatura de partida. Ibuprofeno suele ser percibido como más eficaz por los padres 4, Este hecho probablemente sea debido a que su capacidad antiinflamatoria y su mayor techo analgésico consiguen aliviar el malestar general en mayor medida que el paracetamol, pues ambos fármacos reducen la temperatura de forma muy similar. Con los datos de nuestro estudio, ibuprofeno sería incapaz de dejar afebriles a los niños que partiesen de temperaturas iguales o superiores a 39,87 °C; por su parte, paracetamol sería incapaz de dejar afebriles a aquellos niños cuya temperatura de partida fuese igual o superior a 39,64 °C. Este es otro de los aspectos que los padres deberían tener presente, pues muchos de ellos piensan que los antitérmicos van a conseguir por norma la eutermia de sus hijos, independientemente de la temperatura que presenten. En cuanto al factor edad, en el caso de ibuprofeno, se observó una relación lineal entre la edad del niño y la reducción de temperatura. Este hecho contrasta con lo apreciado en otros estudios 11, y puede mostrar que la eficacia de este antitérmico guarda relación directa con la superficie corporal del niño. Justo es reseñar las limitaciones metodológicas de nuestro estudio. Las características de su diseño, la asignación no aleatoria del fármaco y la administración abierta del mismo pueden limitar la interpretación de los resultados. En resumen, ibuprofeno y paracetamol, los dos antipiréticos más consumidos por los niños españoles, son fármacos muy seguros 27 que demostraron ser efectivos a la hora de descender la temperatura, y consiguieron dejar afebriles en algún momento al 90 % de los pacientes dentro de las primeras 4 h tras su administración. El 74 % de los niños mantenían una temperatura inferior a 38 °C 4 h después de recibir uno de los dos antitérmicos. Ibuprofeno y paracetamol mostraron una eficacia similar como antitérmicos, salvo en los niños mayores de 5 años, donde ibuprofeno se mostró más eficaz. Peso, sexo y patología de base no determinaron diferencias de eficacia. Bibliografía García-Sicilia López J.,ª ed. Madrid: Publicación de Libros Médicos.,ª ed. Madrid: Publicación de Libros Médicos, (2001), pp.218-21 A propósito del uso y abuso de los fármacos en Pediatría. Acta Pediatr Es, 58 (2000), pp.4-6 Crocetti M Moghbeli N, Serwint J. years? Pediatric, 107 (2001), pp.1241-6 Van Stuijvenberg M, De Vos S, Tjiang GC, Steyerberg EW, Derksen-Lubsen G, Moll HA. Parents’fear regarding fever and febrile seizures. Acta Paediat, 88 (1999), pp.618-22 Antipyretics in severe sepsis. Lance, 345 (1995), pp.338 Autret E, Reboul-Marty J, Henry-Launois B, Laborde C, Courcier S, Goehrs JM, et al. Evaluation of ibuprofen versus aspirin versus paracetamol on efficacy and comfort in children with fever. Eur J Clin Pharmaco, 51 (1997), pp.367-71 Paracetamol:past, present and future. Am J The, 7 (2000), pp.143-7 years. Am J The, 7 (2000), pp.135-41 Mofenson HC, McFee R, Caraccio T, Greensher J. Combined antipyretic therapy:Another potencial source of chronic acetaminophen toxicity. J Pediat, 133 (1998), pp.712-4 Paracetamol for treating fever in children (Cochrane Review). Cochrane Database Syst Rev 2002: CD003676. Martión Sánchez F, Antelo Cortizas J, Morales Redondo R, Moreno Carretero E, Domínguez Granados R. Analysis of prognostic factors for the antipyretic response to ibuprofen. An Esp Pediat, 53 (2000), pp.431-35 Díez Domingo J, Planelles Cantarino MV, Moreno Madrid F, Uberos Fernández J, Moreno Martín J, Molina Carballo A, et al. Evaluación de la eficacia antipirética y seguridad de dos formulaciones pediátricas de ibuprofeno. An Esp Pediat, 53 (2000), pp.436-40 An assessment of the safety of pediatric ibuprofen. JAM, 273 (1995), pp.929-33 Nahata MC, Powell DA, Durrell DE, Mileer MA, Grupta N. Efficacy of ibuprofen in pediatric patients with fever. Int J Clin Pharmacol Ther Toxico, 30 (1992), pp.94-6 Evaluation of ibuprofen versus aspirin and paracetamol on efficacy and comfort in children with fever. Eur J Clin Pharmaco, 51 (1997), pp.367-71 The safety of acetaminophen and ibuprofen among children younger than two years old. Pediatric, 104 (1999), pp.49 Wong A, Sibbald A, Ferrero F, Plager M, Santolaya ME, Escobar AM, et al. Antipyretics effects of dipyrone versus ibuprofen versus acetaminophen in children:results of a multinational, randomized, modified double-blind study. Clin Pediatr (Phila, 40 (2001), pp.313-24 Wilson JT, Brown RD, Kearns GL, Eichler VF, Johnson VA, Bertrand KM, et al. Single-dose, placebo controlled comparative study of ibupofen and acetaminophen antypiresis in children. J Pediat, 119 (1991), pp.803-11 Kauffman RE, Sawyer LA, Scheinbaum ML. Antypiretic efficacy of ibuprofen vs acetaminophen. Am J Dis Chil, 146 (1992), pp.622-5 Walson PD, Galletta G, Chomilo F, Braden NJ, Sawyer LA, Scheinbau ML. Comparison of multidose ibuprofen and acetaminophen therapy in febrile children. Am J Dis Chil, 146 (1992), pp.626-32 Autret E, Breart G, Jonville AP, Courcier S, Lassale C, Goehrs JM. Comparative efficacy and tolerance of ibuprofen syrup and acetaminophen syrup in children with pyrexia associated with infectious diseases and treated with antibiotics. Eur J Clin Pharmaco, 46 (1994), pp.197-201 Van Esch A, Van Steensel-Moll HA, Steyerberg EW, Offringa M, Habbema JD, Derksen-Lubsen G. Antipyretic efficacy of ibuprofen and acetaminophen in children with febrile seizures. Arch Pediatr Adolesc Me, 149 (1995), pp.632-7 Comparing efficacy and tolerability of ibuprofen and paracetamol in fever. Arch Dis Chil, 74 (1996), pp.164-7 Vauzelle-Kervroedan F, Dáthis P, Pariente-Khayat A, Debregeas S, Olive G, Pons G. Equivalent antipyretic activity of ibuprofen and paracetamol in febrile children. J Pediat, 131 (1997), pp.683-7 Lal A, Gomber S, Talukdar B. Antipyretic effects of nimesulide, paracetamol and ibuprofen-paracetamol. Indian J Pediat, 67 (2000), pp.865-70 Drugs and other methods for managing fever in children. The Cochrane Library, Issue 1. Oxford: Update Software, 2002. Conejo Menor J, Lallana Dupla M. Intoxicaciones por antitérmicos. An Esp Pediat, 56 (2002), pp.318-23 Díez Domingo J, Burgos Ramírez A, Garrido García J, Ballester Sanz A, Moreno Carretero E. Utilización de la alternancia de antipiréticos en el tratamiento de la fiebre en España. An Esp Pediat, 55 (2001), pp.503-10 Mayoral CE, Marino RV, Rosenfeld W, Greensher J. Alternating antipyretics:is this an alternative? Pediatric, 105 (2000), pp.1009-12 Aksoylar S, Aksit S, Caglayan S, Yaprak I, Bakiler R, Cetin F. Evaluation of sponging and antipyretic medication to reduce body temperature in febrile children. Acta Pediatr Jp, 39 (1997), pp.215-17 Physical treatment of fever. Arch Dis Chil, 82 (2000), pp.238-9 Assesing and managing the febrile child. Nurse Prac, 20 (1995), pp.59-60 The antipyretic effect of ibuprofen and acetaminophen in children. Pharmacotherap, 24 (2004), pp.280-4 Goldman RD, Ko K, Linnett LJ, Scolnik D. Ann Pharmacothe, 38 (2004), pp.146-150

See also:  Cual Es El Generico De Ibuprofeno?

¿Cuál es la mejor medicina para bajar la fiebre?

Los medicamentos más indicados para bajar la fiebre – Los medicamentos más indicados para bajar la fiebre son el paracetamol y el ibuprofeno, El paracetamol es una opción muy eficaz que tiene pocos efectos adversos. Logra la máxima reducción de la temperatura aproximadamente dos horas después de la ingesta.

¿Qué pasa si te tomas un ibuprofeno y un paracetamol a la vez?

Por qué no hay evidencias de que tomar a la vez (en la misma toma) ibuprofeno y paracetamol sirva para reducir más el dolor de cabeza Categorías Recursos utilizados Otra de las dudas que nos habéis planteado a lo largo de la semana ha sido si se puede o no tomar en el mismo momentodos medicamentos, ibuprofeno y paracetamol, para disminuir dolores concretos, como el de cabeza.

La respuesta corta es que no hay evidencia de que los dos productos ayuden a reducir más el dolor y supone riesgos. Según explica a Maldita Ciencia Juan José de la Fuente Carrillo, médico del Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, no hay evidencia científica alguna de que utilizar en una misma toma ambos productos vaya a reducir en mayor medida el dolor.

De hecho, si no se lleva un estricto control de la dosis, la administración conjunta de paracetamol e ibuprofeno puede conducir a una sobredosis de medicamento, como advierte a Maldita Ciencia Adela Gómez Ayala, farmacéutica. “Para episodios de dolor moderados se pueden usar uno u otro, teniendo en cuenta qué tipo de cefalea sea, las características del paciente a tratar, sus antecedentes médicos y cuáles son los posibles efectos secundarios que podemos ocasionar con el tratamiento”, apunta De la Fuente y añade que tanto paracetamol como ibuprofeno son compuestos con capacidad analgésica y antipirética (contra la fiebre).

  1. El segundo, además, tiene actividad antiinflamatoria.
  2. El médico incide en la importancia de que ambos “se tomen bajo prescripción facultativa”, ya que no están exentos de efectos secundarios.
  3. Lo correcto es iniciar el tratamiento con uno de los dos, el más indicado en función de las características del paciente, e ir utilizando ese, siguiendo la posología correspondiente”, explica Gómez.
See also:  Como Poner Ajo Para El Dolor De Muelas?

De la Fuente recuerda que, en caso de que se utilicen ambos, es recomendable hacerlo a intervalos de cuatro o seis horas (en diferentes tomas, no en el mismo momento). Cuando la crisis migrañosa origina un dolor más severo, se recurre a otros fármacos más específicos, como son los triptanes, que se emplean en el tratamiento del ataque agudo de migraña.

Si no se logra controlar el dolor, lo correcto sería contactar con el médico, para que valore el uso de un triptan “, añade Gómez. Es decir, la toma de una dosis de ibuprofeno y de paracetamol al mismo tiempo, como decíamos, no será útil para reducir más rápidamente ni en mayor medida el dolor de cabeza.

Marián García, farmacéutica, explica por qué una mayor dosis de medicamento no tiene por qué ser más efectiva y, Primera fecha de publicación de este artículo: 21/01/2021 : Por qué no hay evidencias de que tomar a la vez (en la misma toma) ibuprofeno y paracetamol sirva para reducir más el dolor de cabeza

¿Cuánto tarda en hacer efecto el paracetamol para la fiebre?

El efecto del paracetamol lo notamos a los 45 y 60 minutos después de la primera dosis, pero depende de varios factores, como el tipo de pastilla, el dolor y el paciente. Cuánto mayor sea la dosis, antes notaremos su efecto.

¿Qué grado de temperatura es peligroso?

¿En qué momento se vuelve peligrosa? Por lo general, cuando supera 40ºC se considera «muy alta y peligrosa». «Ésta es una situación de peligro que se debe consultar con el médico de inmediato, en un centro de urgencias», destaca Sisó.

¿Cuánto tiempo tarda en bajar la fiebre después de tomar ibuprofeno?

4- La temperatura más baja se obtiene dos horas después de dar ibuprofeno oral; si le hemos dado paracetamol, la mínima se obtiene a las tres horas.

¿Qué es mejor el paracetamol o el ibuprofeno para el Covid?

Partiendo de la premisa de que el paciente sintomático necesita de un control médico, ‘en principio, es más recomendable el paracetamol, porque uno de los síntomas predominantes de esta variante es la fiebre, y el efecto antitérmico del paracetamol es más intenso que el del ibuprofeno’, afirma Lorenzo Armenteros,

¿Que no combinar con paracetamol?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. PROSPECTO: INFORMACION PARA EL USUARIO Paracetamol MABO 500 mg comprimidos Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted. Este medicamento puede adquirirse sin receta. No obstante, para obtener los mejores resultados, debe utilizarse con cuidado.

  • Conserve este prospecto ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si necesita consejo o más información, consulte a su farmacéutico.
  • Si los síntomas empeoran o si la fiebre persiste durante más de 3 días o el dolor durante más de 5 días, debe consultar al médico.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Contenido del prospecto:

  1. Qué es Paracetamol MABO y para qué se utiliza.
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Paracetamol MABO
  3. Cómo tomar Paracetamol MABO
  4. Posibles efectos adversos.
  5. Conservación de Paracetamol MABO
  6. Contenido del envase e información adicional

El paracetamol es eficaz para reducir el dolor y la fiebre. Está indicado para el alivio sintomático del dolor ocasional leve o moderado, como dolor de cabeza, dental, muscular (contracturas) o de espalda (lumbago), así como en estados febriles en adultos y niños desde 10 años (con peso superior a 33Kg). No tome Paracetamol MABO

Si es alérgico (hipersensible) al paracetamol o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Paracetamol MABO.

  • No tomar más cantidad de medicamento que la recomendada en el apartado 3. Cómo tomar Paracetamol MABO.
  • Debe evitarse el uso simultáneo de este medicamento con otros medicamentos que contengan paracetamol, por ejemplo medicamentos para la gripe y el catarro, ya que las dosis altas pueden dar lugar a daño en el hígado. No use más de un medicamento que contenga paracetamol sin consultar al médico.
  • Los alcohólicos crónicos, deberán tener la precaución de no tomar más de 2 g/en 24 horas de paracetamol.
  • Los pacientes con enfermedades del riñón, del hígado, del corazón o del pulmón y los pacientes con anemia, deberán consultar con el médico antes de tomar este medicamento.
  • Cuando se está en tratamiento con algún medicamento para tratar la epilepsia debe consultar al médico antes de tomar este medicamento, debido a que cuando se usan al mismo tiempo, se disminuye la eficacia y se potencia la hepatotoxicidad del paracetamol, especialmente en tratamientos con dosis altas de paracetamol.
  • Los pacientes asmáticos sensibles al ácido acetilsalicílico, deberán consultar con el médico antes de tomar este medicamento.

Interferencias con pruebas analíticas Si le van a hacer alguna prueba analítica (incluidos análisis de sangre, orina, etc) comunique a su médico que está tomando/usando este medicamento, ya que puede alterar los resultados. Uso de Paracetamol MABO con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está, ha utilizado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento.

  • Medicamentos para evitar coágulos en la sangre: Anticoagulantes orales ( acenocumarol, warfarina)
  • Medicamentos para tratar la epilepsia: Antiepilépticos (lamotrigina, fenitoina u otras hidantoínas, fenobarbital, metilfenobarbital, primidona, carbamacepina)
  • Medicamentos para tratar la tuberculosis: (isoniazida, rifampicina)
  • Medicamentos para tratar la depresión y las convulsiones: Barbitúricos (utilizados como hipnóticos, sedantes y anticonvulsivantes)
  • Medicamentos para disminuir los niveles de colesterol en sangre: (colestiramina)
  • Medicamentos utilizados para aumentar la eliminación de orina (diuréticos del asa como los del grupo furosemida)
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento de la gota (probenecid y sulfinpirazona)
  • Medicamentos utilizados para evitar nauseas y vómitos: Metoclopramida y domperidona
  • Medicamentos utilizados en el tratamiento de la tensión arterial alta (hipertensión) y las alteraciones del ritmo del corazón (arritmias cardiacas): Propranolol.
  • Flucloxacilina (antiobiótico), debido a un riesgo grave de alteración de la sangre y los fluidos (acidosis metabólica con alto desequilibrio aniónico) que debe ser tratada urgentemente y que puede ocurrir particularmente en caso de insuficiencia renal grave, sepsis (cuando las bacterias y sus toxinas circulan en el sangre que da lugar a daño de órganos), desnutrición, alcoholismo crónico y si se utilizan las dosis máximas diarias de paracetamol.

Toma de Paracetamol MABO con alimentos, bebidas y alcohol La utilización de paracetamol en pacientes que consumen habitualmente alcohol (3 o más bebidas alcohólicas cerveza, vino, licor,. al día) puede provocar daño en el hígado. La toma de este medicamento con alimentos no afecta a la eficacia del mismo.

Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. IMPORTANTE PARA LA MUJER Si está usted embarazada o cree que pudiera estarlo, consulte a su médico antes de tomar este medicamento.

El consumo de medicamentos durante el embarazo puede ser peligroso para el embrión o el feto, y debe ser vigilado por su médico. El paracetamol pasa a la leche materna, por lo que las mujeres en período de lactancia deben consultar a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

  • Conducción y uso de máquinas La influencia del paracetamol sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas es nula o insignificante.
  • Paracetamol MABO contiene sodio Este medicamento contiene menos de 23 mg de sodio (1mmol) por comprimido; esto es, esencialmente “exento de sodio”.
  • Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico.

En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico. La dosis recomendada es: Adultos y adolescentes mayores de 15 años : Tomar 1 comprimido (500 mg de paracetamol) cada 4-6 horas, según necesidad. En caso necesario se puede tomar 1 gramo (2 comprimidos) cada 8 horas, 3 veces al día.

No tomar más de 3 g de paracetamol en 24 horas (6 comprimidos). Se debe evitar el uso de dosis diarias altas de paracetamol durante periodos prolongados de tiempo ya que se incrementa el riesgo de sufrir efectos adversos tales como daño en el hígado. Pacientes con enfermedades del hígado : antes de tomar este medicamento tienen que consultar a su médico.

Deben tomar la cantidad de medicamento prescrita por su médico con un intervalo mínimo entre cada toma de 8h. No deben tomar más de 2 gramos de paracetamol en 24 horas, repartidos en varias tomas. Pacientes con enfermedades del riñón : antes de tomar este medicamento tienen que consultar a su médico.

Tomar como máximo 500 miligramos por toma. Según su enfermedad su médico le indicará si debe tomar su medicamento con un intervalo mínimo de 6 u 8 horas. No deben tomar más de 2 gramos en 24 horas repartidos en varias tomas, no sobrepasando en ningún caso los 500 miligramos por toma. Uso en niños y adolescentes Niños : Es necesario respetar las posologías definidas en función del peso,

La edad del niño en función del peso se da a título informativo. La dosis diaria recomendada de paracetamol es aproximadamente de 60 mg/kg/día, que se reparte en 4 ó 6 tomas diarias, es decir 15 mg/kg cada 6 horas ó 10 mg/kg cada 4 horas, – Niños entre 33 y 40 kg de peso (de 10 a 12 años): 1 comprimido por toma según peso/edad, cada 6 horas, hasta un máximo de 4 comprimidos al día,

Entre 41 y 50 kg de peso (de 12 a 15 años): 1 comprimido por toma, cada 6 ó 4 horas, hasta un máximo de 5 comprimidos al día, Este medicamento se toma por vía oral. Los comprimidos deben tomarse con un vaso de líquido, preferentemente agua. Tomar siempre la dosis menor que sea efectiva. La toma de este medicamento está supeditada a la aparición del dolor o la fiebre.

See also:  Que Es Mejor Antalgin O Ibuprofeno?

A medida que éstos desaparezcan, se debe suspender el tratamiento. Si el dolor se mantiene durante más de 5 días, la fiebre durante más de 3 días o bien el dolor o la fiebre empeoran o aparecen otros síntomas, debe interrumpir el tratamiento y consultar a su médico.

  1. Si toma más Paracetamol MABO del que debe Debe consultar inmediatamente a su médico o a su farmacéutico.
  2. Los síntomas de sobredosis pueden ser: mareos, vómitos, pérdida de apetito, coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia) y dolor abdominal.
  3. Si ha ingerido una sobredosis, debe acudir inmediatamente a un centro médico aunque no note los síntomas, ya que a menudo éstos no se manifiestan hasta pasados 3 días desde la ingestión de la sobredosis, incluso en casos de intoxicación grave.

El tratamiento de la sobredosis es más eficaz si se inicia dentro de las 4 horas siguientes a la ingestión del medicamento. Los pacientes en tratamiento con barbitúricos o los alcohólicos crónicos, pueden ser más susceptibles a la toxicidad de una sobredosis de paracetamol.

  1. En caso de sobredosis o ingestión accidental, acudir inmediatamente a un centro médico o llamar al Servicio de Información Toxicológica (teléfono 91 562 04 20), indicando el medicamento y la cantidad ingerida.
  2. Al igual que todos los medicamentos, Paracetamol MABO puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Efectos adversos raros que pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas son: malestar, bajada de la tensión (hipotensión), y aumento de los niveles de transaminasas en sangre. Efectos adversos muy raros que pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas son: Enfermedades del riñón, orina turbia, dermatitis alérgica (erupción cutánea), ictericia (coloración amarillenta de la piel), alteraciones sanguíneas (agranulocitosis, leucopenia, neutropenia, anemia hemolítica) e hipoglucemia (bajada de azúcar en sangre).

  1. Se han notificado muy raramente casos de reacciones graves en la piel.
  2. El paracetamol puede dañar el hígado cuando se toma en dosis altas o en tratamientos prolongados.
  3. Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaram.es, Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. No requiere condiciones especiales de conservación. No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura.

Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Paracetamol MABO El principio activo es paracetamol. Cada comprimido contiene 500 mg de paracetamol.

Los demás componentes (excipientes) son: Sacarina sódica, hidroxipropilcelulosa, estearato de magnesio, talco, carboximetil almidón sódico de patata,dióxido de silicio, aroma de naranja. Aspecto del producto y contenido del envase Los comprimidos son redondos, blancos y ranurados. El envase contiene 10 ó 20 comprimidos acondicionados en blíster Aluminio/PVC.

T itular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Titular de la autorización de comercialización MABO-FARMA S.A. Calle Rejas 2, planta 1 28821 Coslada (Madrid) España Responsable de la fabricación LABORATORIOS ALCALA FARMA S.L.

¿Qué pasa si tengo fiebre y me duermo?

Que Es Mejor Para La Fiebre Paracetamol O Ibuprofeno Una persona con fiebre puede dormir hasta tres horas diarias más de lo que duerme cuando no tiene esta condición. | FREEIMAGES.COM A todos nos ha pasado: cada vez que un virus o una bacteria entra a nuestro cuerpo y nos produce fiebre, inmediatamente se da una sensación de debilidad y cansancio que lleva automáticamente al sueño.

  1. Mientras una persona tiene fiebre, puede dormir incluso hasta tres horas completas más de las que duerme en un día promedio.
  2. ¿A qué se debe? Científicos de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, dieron con una respuesta que involucra a una sola célula nerviosa, llamada ALA.
  3. Esta célula es la que coordina la respuesta del cuerpo ante cualquier enfermedad.

Cuando el cuerpo es atacado, todas las células entran bajo estrés, y entonces la célula ALA libera una sustancia llamada FLP-13, que produce la somnolencia. El propósito es que el cuerpo descanse y las células se recuperen de ese estrés, según señala el documento, publicado en la revista científica eLife,

  • El estudio.
  • Antes de llevar a cabo estudios en humanos, los científicos vieron primero cómo actuaba esta célula en gusanos a los que se les indujo la fiebre.
  • Posteriormente, se hicieron resonancias magnéticas en seres humanos que ya tenían temperatura alta, para ver qué sucedía en su cuerpo.
  • ¿Cómo actúan las sustancias generadas por la célula ALA? La FLP-13 “apaga” las células que hacen que nos mantengamos despiertos mientras realizamos nuestras actividades cotidianas.

Es por esto que el sueño es de los primeros síntomas de la fiebre, sin importar que el paciente haya dormido bien la noche anterior y lleve poco tiempo de haber despertado. “El sueño es vitalmente importante para ayudar a las personas y a otros animales a recuperarse de una enfermedad”, señaló en un comunicado de prensa David Raizen, uno de los investigadores del estudio.

Estos resultados aún debemos seguirlos investigando más, pero ya dan una idea del rol que juega la somnolencia y el sueño prolongado mientras tenemos fiebre”, agregó. Cambios genéticos. No en todas las personas esto sucede igual. Mutaciones (variantes) genéticas hacen que esto opere de forma diferente en algunas personas, quienes no sienten sueño mientras tienen fiebre.

Hay una mutación que impide que las células tengan un receptor de proteína llamado DMSR-1; sin este receptor, la FLP-13 no puede “apagar” las células que nos mantienen despiertos y por consiguiente no nos daría sueño. El estudio no exploró cuán común es esa mutación en los seres humanos, pero no descartan buscar esos datos a futuro.

¿Por qué la fiebre sube a la noche?

¿Por qué la fiebre sube por la noche? | Noticias de Sociedad en Heraldo.es Cuando el termómetro pasa de 38º todos lo miramos con cierto miedo. Y sin embargo, se nos olvida que Una temperatura elevada indica que estamos enfermos, sí, pero al mismo tiempo demuestra que el sistema inmune se ha puesto en marcha contra la infección. Ante una amenaza, el mecanismo que regula la temperatura del cuerpo provoca la fiebre, porque con ella se activa la fabricación de defensas y de otras sustancias antiinfecciosas, los glóbulos blancos llegan más rápido a la zona afectada y las bacterias no pueden conseguir los minerales que necesita su metabolismo.

Solo debemos preocuparnos cuando pasamos de 40º, porque ahí sí que se considera que la fiebre es “muy alta y peligrosa”. En ese caso, conviene acudir al médico. En cuanto a la evolución de los episodios febriles, estos son mayores a primera hora de la noche. Pero se trata de algo puramente circunstancial.

La temperatura del cuerpo cambia a lo largo del día. Y de la misma manera que es más baja entre las 2.00 y las 4.00, alcanza su pico máximo entre las 18.00 y las 22.00. Por eso sube la fiebre a esas horas, porque sigue el ciclo natural de nuestros biorritmos.

Así que, las abuelas tienen razón, y el termómetro estará más alto al final de día. Pero no hay que preocuparse. Mientras no pasemos de 40 grados, todo lo que ocurre es que el cuerpo hace su trabajo. Eso sí, por muy buena que sea la fiebre, a veces viene acompañada de malestar y escalofríos muy poco agradables.

Por eso, conviene tener a mano un antitérmico, que nunca está de más algo que nos haga sentir un poco mejor. : ¿Por qué la fiebre sube por la noche? | Noticias de Sociedad en Heraldo.es

¿Cómo dormir cuando se tiene fiebre?

Mantente fresco: – Aplícate un paño húmedo y fresco en la frente y en la parte posterior del cuello para ayudar a aliviar el síntoma de la fiebre. También es buena idea utilizar poca ropa, mantener una temperatura ambiente fresca y dormir únicamente con una sábana o manta liviana.

¿Dónde poner paños de agua fría para bajar la fiebre?

Se recomienda bajar la fiebre cuando ésta es mayor a 38° C axilar, o bien, siendo menor el niño, está molesto o refiere algún dolor. También, si la temperatura está entre 37° y 38° C se debe desabrigar al niño, pueden usarse paños fríos en axilas e ingles o realizar un baño con agua tibia.

¿Qué hago si no le baja la fiebre con ibuprofeno?

Cuándo acudir al médico de primaria y a urgencias Acudiremos al médico de asistencia primaria ante febrícula o fiebre de menos de tres días de evolución que no ceda a paracetamol o ibuprofeno en 48 horas; es decir, si tras dos días de analgesia, no mejora.

¿Cómo alternar paracetamol e ibuprofeno para la fiebre?

Por lo tanto, si tenemos fiebre, lo mejor es elegir entre Paracetamol e Ibuprofeno e ir tomando el mismo cada 6 horas si la fiebre persiste. Sin embargo y como último recurso, si no hay manera de bajar la fiebre, se pueden alternar esperando 4 horas entre una pastilla de Ibuprofeno y otra de paracetamol.

¿Cómo alternar ibuprofeno y paracetamol para la fiebre?

El paracetamol y el ibuprofeno se suelen alternar cuando no llega el intervalo horario para repetir el paracetamol ; cuando es cada seis horas y la fiebre comienza a subir a las cuatro, se usa ibuprofeno u otro antiinflamatorio para no abusar del paracetamol. Con los niños se suele usar más el ibuprofeno ‘.

¿Que baja más rápido la fiebre paracetamol o ibuprofeno en niños?

El ibuprofeno y el paracetamol son dos de los medicamentos más habituales en los botiquines y más fáciles de obtener en farmacias para el tratamiento de la fiebre y el dolor. Por ello, son muy utilizados en niños para reducir la fiebre provocada por una infección,

A raíz de ello, un estudio ha analizado cuál de los dos es más efectivo para este propósito. Basándose en diez estudios que incluían un total de 1.773 paciente, los investigadores analizaron la temperatura de los niños después de tomar el fármaco tras 1, 2 y 4 horas, Además, también se analizaron los posibles efectos adversos, todo ello expresado como medias (DM) y cocientes de riesgo (CR) con intervalos de confianza de 95 por ciento.

” Comparación entre el ibuprofeno y el paracetamol en el tratamiento de la fiebre infecciosa en niños: Un Meta-Análisis ” dio como resultado que el ibuprofeno era más efectivo que el paracetamol en los niños con fiebre infecciosa y que ambos tienen pocos efectos adversos.

Adblock
detector