Donde Actúan Los Antibióticos?

Donde Actúan Los Antibióticos
Preguntas y respuestas sobre el uso de antibióticos Los antibióticos son medicamentos que combaten infecciones causadas por bacterias en los seres humanos y los animales ya sea matando las bacterias o dificultando su crecimiento y multiplicación.

¿Dónde actuan los antibióticos en la célula?

La actividad de los antibacterianos – Los antibacteri luchan contra las bacterias infecciosas en el cuerpo. Atacan el proceso de la enfermedad al destruir la estructura de las bacterias o su capacidad de dividirse o reproducirse. Los científicos con frecuencia ordenan los antibacterianos por categorías de la siguiente manera:

Algunos antibacterianos (por ejemplo, penicilina, cefalosporin) matan las bacterias absolutamente y se llaman bactericidas. Pueden atacar directamente la pared de la célula bacterial, que lesiona la célula. Las bacterias ya no pueden atacar al cuerpo, lo que evita que estas células hagan más daño dentro del cuerpo. Otros antibacterianos (por ejemplo, tetraciclina, eritromicina) bloquean el crecimiento y reproducción de las bacterias. Con frecuencia se llaman antibióticos bacteriostáticos, evitan que los nutrientes lleguen a la bacteria, lo que les impide dividirse y multiplicarse. Debido a que se necesitan millones de bacterias para continuar con el proceso de la enfermedad, estos antibióticos pueden detener la infección y darle al sistema inmunológico del cuerpo tiempo para atacar.

Algunos antibacterianos se llaman de amplio espectro y pueden luchar contra muchos tipos de gérmenes en el cuerpo, mientras que otros son más específicos. Si su pediatra utiliza exámenes de sangre, orina o de otro tipo que identifican a la bacteria específica que ocasiona la infección de su hijo, su pediatra puede recetar un antibacterial que pueda dirigirse a esos gérmenes.

  1. Recuerde, si su hijo tiene resfriado, los antibióticos no son la respuesta.
  2. Algunas veces es difícil para los padres determinar si la enfermedad de su hijo es ocasionada por virus o bacterias.
  3. Por este motivo, nunca intente diagnosticar ni dar tratamiento a la enfermedad de su hijo adolescente usted mismo.

Comuníquese o visite el consultorio de su médico.

¿Cuál es el mecanismo de accion de los antibióticos?

Recursos de temas Los medicamentos antibacterianos derivan de bacterias o de hongos, o se sintetizan de novo. Estrictamente, la palabra “antibiótico” se aplica sólo a los antimicrobianos derivados de bacterias u hongos, aunque a menudo se la usa como sinónimo de medicamento antibacteriano (incluso en el MANUAL). Los antibióticos tienen muchos mecanismos de acción, incluidos los siguientes:

Inhibe la síntesis de la pared celular Aumento de la permeabilidad de la membrana celular Interferencia con la síntesis de las proteínas, el metabolismo de los ácidos nucleicos y otros procesos metabólicos (p. ej., la síntesis de ácido fólico)

A veces, los antibióticos interactúan con otros fármacos y aumentan o disminuyen sus concentraciones séricas mediante la aceleración o la reducción de su metabolización, o por varios otros mecanismos (véase tabla Algunos efectos comunes de los antibióticos sobre otros fármacos Algunos efectos comunes de los antibióticos sobre otros fármacos ). Las interacciones clínicamente más importantes son las que involucran a fármacos con una estrecha ventana terapéutica (es decir, que sus niveles tóxicos son muy cercanos a sus niveles terapéuticos). Además, otros medicamentos pueden aumentar o disminuir las concentraciones de los antibióticos. Los antibióticos deben usarse sólo si la evidencia clínica o de laboratorio indica que hay una infección bacteriana. Es inadecuada su utilización para las enfermedades virales o para fiebre sin causa conocida, en la mayoría de los casos expone al paciente a sufrir complicaciones asociadas con el fármaco sin ningún beneficio, y contribuye al desarrollo de resistencia.

  1. Ciertas infecciones bacterianas (p.
  2. Ej., los abscesos o las infecciones por cuerpos extraños) requieren intervenciones quirúrgicas y no responden a los antibióticos solos.
  3. En general, los médicos deben tratar de usar antibióticos con el espectro de actividad más estrecho y durante el tiempo más corto.

Los cultivos y las pruebas de susceptibilidad a los antibióticos son esenciales para seleccionar un fármaco para las infecciones graves. Sin embargo, el tratamiento a menudo debe iniciarse antes de contar con los resultados de los cultivos y hay que seleccionar el antibiótico de acuerdo con el patógeno más probable (elección empírica del antibiótico).

Ya sea que se elija al antibiótico de acuerdo con los resultados del cultivo o no, debe usarse aquel que controle la infección y que tenga el espectro de acción más estrecho posible. Para el tratamiento empírico de infecciones graves que puedan involucrar uno de varios patógenos posibles (p. ej., fiebre en pacientes neutropénicos) o que puedan deberse a múltiples patógenos (p.

ej., infección polimicrobiana por anaerobios) es deseable un espectro de actividad amplio. Los patógenos más probables para una infección dada y sus sensibilidades a los antibióticos varían de acuerdo con la ubicación geográfica (dentro de las ciudades e incluso dentro de un hospital), y pueden cambiar de mes a mes.

  1. Los datos de susceptibilidad deben compilarse en antibiogramas y usarse para dirigir el tratamiento empírico siempre que sea posible.
  2. Los antibiogramas resumen los patrones de susceptibilidad específica de las instalaciones (o ubicación) de patógenos comunes frente a antibióticos usados con frecuencia.

La eficacia de un antibiótico in vivo es afectada por muchos factores, que incluyen

Farmacocinética Generalidades sobre la farmacocinética La farmacocinética, que a veces se define como los efectos del organismo sobre el fármaco, se refiere al movimiento de los medicamentos hacia el interior, a través del organismo y hacia el exterior. obtenga más información : evolución temporal de los niveles de antibióticos, que son afectados por factores como la absorción Absorción de los fármacos La absorción de un fármaco depende de sus propiedades fisicoquímicas, su formulación y su vía de administración. Las formas farmacéuticas (p. ej., comprimidos, cápsulas, soluciones) están compuestas. obtenga más información, la distribución Distribución del fármaco en los tejidos Una vez que un fármaco penetra en la circulación sistémica, se distribuye entre los tejidos corporales. Esta distribución no suele ser uniforme, debido a diferencias en la perfusión sanguínea. obtenga más información (concentración en líquidos y tejidos, unión a proteínas), la velocidad del metabolismo Metabolismo de los fármacos El sitio principal del metabolismo de los fármacos es el hígado (para una revisión, véase ). Aunque los fármacos suelen inactivarse al ser metabolizados, los metabolitos de algunos de ellos. obtenga más información y la excreción Excreción de los fármacos Los riñones son los órganos principales para la excreción de sustancias hidrosolubles. El sistema biliar colabora también en la excreción siempre y cuando el fármaco no sea reabsorbido a partir. obtenga más información Presencia de materiales extraños Control de la fuente de infección

Los antibióticos bactericidas matan a las bacterias. Los antibióticos bacteriostáticos hacen más lento o detienen el crecimiento in vitro. Estas definiciones no son absolutas; de hecho, los bacteriostáticos pueden matar algunas especies bacterianas susceptibles, y los bactericidas pueden solo inhibir el crecimiento de algunas especies bacterianas susceptibles.

  1. Existen métodos cuantitativos más precisos que identifican la concentración mínima in vitro con la cual el antibiótico puede inhibir el crecimiento (concentración inhibitoria mínima o CIM), o matar a los microorganismos (concentración bactericida mínima ).
  2. Un antibiótico con actividad bactericida puede mejorar la destrucción de las bacterias cuando las defensas del huésped están alteradas localmente en el sitio de la infección (p.

ej., en la meningitis o la endocarditis) o sistémicamente (p. ej., en pacientes que están neutropénicos o tienen otro tipo de inmunocompromiso). Sin embargo, hay datos clínicos limitados que indican que debe seleccionarse un fármaco bactericida sobre uno bacteriostático simplemente sobre la base de esa clasificación.

Dependiente de la concentración: la magnitud en que la concentración máxima excede a la CIM (típicamente expresada como una relación pico-CIM) se correlaciona mejor con la actividad antimicrobiana Dependiente del tiempo: la duración del intervalo de dosificación en el que la concentración de antibióticos supera a la CIM (generalmente expresada como el porcentaje de tiempo con una concentración por encima de la CIM) se correlaciona mejor con la actividad antimicrobiana Dependiente de la exposición: cantidad del fármaco administrada en relación con la CIM (la cantidad del fármaco es el área bajo la curva de concentración-tiempo en 24 horas ); la relación AUC24-CIM se correlaciona mejor con la actividad antimicrobiana

Los aminoglucósidos Aminoglucósidos Los aminoglucósidos tienen actividad bactericida dependiente de la concentración. Estos antibióticos se unen a la subunidad 30S del ribosoma e inhiben la síntesis de proteínas en la bacteria. obtenga más información, las fluoroquinolonas Fluoroquinolonas Las fluoroquinolonas tienen actividad bactericida dependiente de la concentración, mediante la inhibición de la actividad de la DNA girasa y la topoisomerasa, enzimas necesarias para la replicación.

  1. Obtenga más información y la daptomicina Daptomicina La daptomicina es un antibiótico lipopéptido cíclico que tiene un mecanismo de acción único.
  2. Se une a las membranas de la célula bacteriana y causa su despolarización rápida debida a la salida.
  3. Obtenga más información tienen actividad bactericida dependiente de la concentración.

Al aumentar sus concentraciones ligeramente por encima de la CIM hasta valores mucho más altos que esta, se incrementa la velocidad y la extensión de la actividad bactericida. Además, si las concentraciones exceden la CIM al menos durante un breve período, los aminoglucósidos y las fluoroquinolonas tienen efecto posantibiótico (EPA) sobre las bacterias residuales; la duración del EPA también depende de la concentración.

  1. Si los efectos posantibióticos son prolongados, las concentraciones de fármaco pueden caer muy por debajo de la CIM durante largos períodos sin pérdida de la eficacia, lo que permite la administración de dosis menos frecuentes.
  2. Por ello, los aminoglucósidos y las fluoroquinolonas suelen ser más eficaces en bolos intermitentes que alcancen picos de concentración sérica (es decir, la porción del antibiótico no unida a las proteínas séricas) de ≥ 10 veces la CIM de la bacteria; en general, los valores mínimos no son importantes.

Los beta-lactámicos Betalactámicos Los betalactámicos son antibióticos que tienen como núcleo un anillo central de beta-lactama. Las subclases incluyen Carbapenémicos Cefalosporinas y cefamicinas (cefemes) Clavámicos Monobactámicos obtenga más información, la claritromicina y la eritromicina tienen actividad bactericida dependiente del tiempo.

  1. El aumento de su concentración sérica libre por encima de la CIM no aumenta su actividad bactericida, y su destrucción en el cuerpo humano suele ser lenta.
  2. Además, como no hay inhibición residual del crecimiento bacteriano después de que las concentraciones bajan más allá de la CIM, o esa inhibición se hace muy lenta (es decir, mínimo efecto posantibiótico), los beta-lactámicos son más eficaces cuando las concentraciones séricas de fármaco libre (no unido a proteínas séricas) exceden la CIM durante ≥ 50% del tiempo.

Como la ceftriaxona tiene una semivida o vida media larga (~8 horas), la concentración de fármaco libre en plasma excede la CIM de los patógenos sensibles durante todo el intervalo de 24 horas entre dosis. Sin embargo, para los beta-lactámicos que tienen semividas ≤ 2 h, se necesita una administración frecuente o una infusión continua para optimizar el tiempo con niveles por encima de la CIM.

¿Dónde se sintetizan los antibióticos?

Biotecnología y producción de antibióticos Los antibióticos son sustancias que se usan para matar o inhibir el crecimiento de las bacterias. El antibiótico pionero fue la penicilina, que revolucionó el tratamiento de las infecciones, como la neumonía y la tuberculosis, y su producción, a partir de hongos, constituyó la primer aplicación de la biotecnología a la industria farmacéutica.

  • Su descubrimiento se debe a Alexander Fleming, que en 1928 encontró que el hongo Penicillum notatum producía “algo” capaz de matar a las bacterias que estaba estudiando.
  • En 1938 Howard Florey y Ernst Chain aislaron la penicilina a partir del hongo y realizaron los experimentos claves en ratones.
  • La producción comercial comenzó en 1943.

Actualmente, la mayoría de los antibióticos, denominados “naturales”, se obtienen a partir de los microorganismos que los producen. Así, mientras algunas especies de Penicillum producen penicilina, otras fabrican antibióticos tan importantes como las cefalosporinas.

Otros antibióticos naturales muy conocidos, como la tetraciclina, la estreptomicina y la eritromicina, son elaborados por bacterias del género Streptomyces. Los antibióticos denominados “semi-sintéticos” son extraídos de microbios y luego mejorados en el laboratorio. Tal es el caso de la ampicilina, que surge de la modificación química de la penicilina.

Finalmente, algunos antibióticos, como las sulfamidas, son fabricados enteramente en el laboratorio y por eso son llamados “antibióticos sintéticos”. : Biotecnología y producción de antibióticos

¿Dónde se absorben los antibióticos?

Los fármacos se introducen en el organismo por diversas vías. Estas pueden ser

Administrados por la boca (vía oral) Inyectados en una vena (vía intravenosa, IV), en un músculo (vía intramuscular, IM), dentro del espacio alrededor de la médula espinal (vía intratecal) o debajo de la piel (vía subcutánea, SC) Colocados debajo de la lengua (vía sublingual) o entre las encías y la mejilla (vía bucal) Introducidos en el recto (vía rectal) o en la vagina (vía vaginal) Colocados en el ojo (vía ocular) o en el oído (vía ótica) Vaporizados en la nariz y absorbidos por las membranas nasales (vía nasal) Inhalados en los pulmones, habitualmente por la boca (por inhalación) o por la boca y la nariz (por nebulización) Aplicados en la piel (uso cutáneo) para un efecto local (tópico) o en todo el cuerpo (sistémico) Distribuidos a través de la piel mediante un parche (transdérmico) para obtener un efecto sistémico

Cada vía de administración tiene objetivos específicos, ventajas y desventajas. Muchos medicamentos se pueden administrar por vía oral como líquidos, cápsulas, tabletas o comprimidos masticables. Dado que la vía oral es la más conveniente y por lo general la más segura y menos costosa, es la que se utiliza con mayor frecuencia.

  • Sin embargo, tiene limitaciones debidas al trayecto característico que debe seguir el fármaco a lo largo del tracto digestivo.
  • La absorción por vía oral puede comenzar en la boca y el estómago.
  • No obstante, habitualmente el fármaco se absorbe en el intestino delgado.
  • El fármaco atraviesa la pared intestinal y viaja hasta el hígado antes de ser transportado por el torrente sanguíneo hasta su diana.

La pared intestinal y el hígado alteran químicamente (metabolizan) muchos fármacos, disminuyendo la cantidad de fármaco que llega al torrente sanguíneo. En consecuencia, estos fármacos, cuando se inyectan por vía intravenosa, son administrados en dosis más pequeñas para producir el mismo efecto.

Cuando se toma un fármaco por vía oral, la comida y otros fármacos que se encuentren en el tracto digestivo pueden afectar a la cantidad y la rapidez con que se absorbe. De este modo, algunos fármacos deben ingerirse con el estómago vacío, otros han de tomarse con comida, otros no deben tomarse junto con ciertos fármacos y algunos pueden estar contraindicados por vía oral.

Cuando no puede utilizarse la vía oral, se requieren otras vías de administración, como por ejemplo:

Cuando una persona no puede ingerir nada Cuando un medicamento se debe administrar rápidamente o en una dosis muy precisa o muy grande Cuando un fármaco se absorbe mal o de forma errática en el tracto digestivo

La administración mediante inyección (por vía parenteral) incluye las siguientes vías de administración:

Subcutánea (bajo la piel) Intramuscular (en un músculo) Intravenosa (en una vena) Intratecal (alrededor de la médula espinal)

Un producto farmacéutico puede ser preparado o manufacturado de manera que se prolongue su absorción desde el lugar de la inyección durante horas, días o más tiempo. Estos productos no necesitan ser administrados con la misma frecuencia que los fármacos de absorción más rápida. ). Los fármacos de proteínas de gran tamaño, como la insulina, suelen alcanzar el torrente sanguíneo a través de los vasos linfáticos debido a que se mueven lentamente desde los tejidos hasta el interior de los capilares. La vía subcutánea es la que se utiliza para la administración de muchos fármacos proteicos, ya que si se suministraran por vía oral serían destruidos en el tracto digestivo.

  1. La vía intramuscular es preferida a la vía subcutánea cuando se requiere administrar mayor volumen de un fármaco.
  2. Debido a que los músculos están a mayor profundidad, bajo la piel y los tejidos grasos, se utiliza una aguja más larga.
  3. Los fármacos suelen inyectarse en un músculo del antebrazo, en el muslo o en la nalga.

La rapidez con que el fármaco es absorbido en el torrente sanguíneo depende, en parte, del suministro de sangre al músculo: cuanto menor sea el aporte de sangre, más tiempo necesitará el fármaco para ser absorbido. Para la administración por vía intravenosa se inserta una aguja directamente en una vena.

  1. Así, la solución que contiene el fármaco puede administrarse en dosis individuales o por infusión continua intravenosa (venoclisis).
  2. En la infusión intravenosa (venoclisis), la solución se mueve por gravedad (a partir de una bolsa de plástico colapsable) o bien, lo que es más habitual, mediante una bomba de infusión por un tubo fino flexible (catéter) introducido en una vena, por lo general en el antebrazo.

La vía intravenosa es la mejor manera de administrar una dosis precisa en todo el organismo de modo rápido y bien controlado. También se utiliza para la administración de soluciones irritantes que producirían dolor o dañarían los tejidos si se utilizaran por vía subcutánea o en inyección intramuscular.

Una inyección intravenosa puede ser más difícil de administrar que una inyección subcutánea o intramuscular, porque la inserción de una aguja o un catéter en una vena puede resultar complicada, en especial si la persona es obesa. Cuando un fármaco se administra por vía intravenosa se distribuye de inmediato al torrente sanguíneo y tiende a tener un efecto más rápido que cuando se suministra por cualquier otra vía.

En consecuencia, el personal sanitario controla minuciosamente a los pacientes que reciben una inyección intravenosa, tanto para asegurarse de la eficacia del fármaco como para saber si causa una reacción adversa. Además, el efecto de un fármaco administrado por esta vía suele durar menos tiempo.

  1. Por lo tanto, algunos medicamentos deben administrarse de modo continuo mediante infusión intravenosa (venoclisis) para mantener constante su efecto.
  2. En cuanto a la vía intratecal, se inserta una aguja entre dos vértebras en la parte inferior de la columna vertebral y dentro del espacio que se encuentra alrededor de la médula espinal.
See also:  Que Es Mejor Para Los Mocos Paracetamol O Ibuprofeno?

El fármaco se inyecta en el conducto raquídeo. Es frecuente emplear una pequeña cantidad de anestésico local para insensibilizar la zona de la inyección. Esta vía se utiliza cuando es necesario que un fármaco produzca un efecto rápido o local en el cerebro, en la médula espinal o en las membranas que los envuelven (meninges), por ejemplo para el tratamiento de infecciones en estas estructuras.

¿Dónde se metabolizan los antibióticos?

Recursos de temas Los fármacos pueden ser metabolizados por oxidación, reducción, hidrólisis, hidratación, conjugación, condensación o isomerización; sea cual fuere la vía elegida, el objetivo es facilitar su excreción. Existen enzimas metabólicas en muchos tejidos, pero son especialmente abundantes en el hígado.

  1. La velocidad del metabolismo de los fármacos no es igual en todos los individuos.
  2. En algunos, el metabolismo puede ser tan rápido como para impedir que se alcancen concentraciones sanguíneas y tisulares terapéuticamente eficaces; en otros puede ser muy lento, con lo cual dosis normales pueden provocar efectos tóxicos.

La velocidad del metabolismo de los fármacos en los distintos individuos depende de factores genéticos, enfermedades concomitantes (especialmente las enfermedades hepáticas crónicas y la insuficiencia cardíaca avanzada) e interacciones farmacológicas (sobre todo las que implican inducción o inhibición del metabolismo).

En muchos casos, el metabolismo de los fármacos comprende dos fases. En las reacciones de fase I se forma, modifica o elimina (oxidación, reducción o hidrólisis) un grupo funcional; estas reacciones no son de carácter sintético. Las reacciones de fase II consisten en la conjugación con sustancias endógenas (p.

ej., ácido glucurónico, sulfato, glicina); estas reacciones son de carácter sintético. Los metabolitos que se forman en las reacciones sintéticas son más polares y por lo tanto más fáciles de excretar por vía renal (en la orina) o hepática (en la bilis) que los que lo hacen en las reacciones no sintéticas.

  1. Algunos fármacos sólo experimentan reacciones de fase I o de fase II; por lo tanto, la numeración de las fases es una clasificación funcional, no secuencial.
  2. Los transportadores hepáticos de fármacos están presentes en todas las células del parénquima hepático y afectan el manejo, el metabolismo y la eliminación del fármaco por parte del hígado (para una revisión, véase ).

Aunque los fármacos suelen inactivarse al ser metabolizados, los metabolitos de algunos de ellos. obtenga más información ]). Los dos tipos principales de transportadores son los de influjo, que translocan las moléculas al interior del hígado, y los de eflujo, que median la excreción de fármacos en la sangre o la bilis.

Los polimorfismos genéticos pueden afectar de manera variable la expresión y la función de los transportadores hepáticos de fármacos para alterar potencialmente la susceptibilidad del paciente a los efectos adversos de los fármacos y a desarrollar una lesión hepática inducida por fármacos Lesión hepática causada por fármacos Muchos fármacos (p.

ej., estatinas) suelen causar una elevación asintomática de las concentraciones de las enzimas hepáticas ). Aunque los fármacos suelen inactivarse al ser metabolizados, los metabolitos de algunos de ellos. obtenga más información ). La velocidad del metabolismo de casi todos los fármacos a través de cualquier vía tiene un límite máximo (limitación de la capacidad).

Sin embargo, a las concentraciones terapéuticas de la mayoría de los fármacos, sólo se encuentra ocupada una pequeña fracción de los sitios metabólicos enzimáticos, por lo que la velocidad del metabolismo aumenta al hacerlo la concentración del fármaco. En esta situación, se dice que nos encontramos ante una eliminación (o cinética) de primer orden, y en ella la velocidad del metabolismo del fármaco es una fracción constante de éste que permanece en el organismo (es decir, el fármaco presenta una semivida específica).

Por ejemplo, si en el instante cero el organismo contiene 500 mg del fármaco, transcurrida 1 hora y en virtud del metabolismo podrían quedar sólo 250 mg, y transcurridas dos horas, 125 mg (por lo que la semivida sería 1 hora). Sin embargo, cuando se encuentran ocupados la mayor parte de los centros enzimáticos, el metabolismo se produce a su velocidad máxima, y esta última no se modifica en proporción a la concentración del fármaco; en su lugar, se metaboliza una cantidad fija de fármaco por unidad de tiempo (cinética de orden cero).

  • En este caso, si en el instante cero el organismo contiene 500 mg del fármaco, esta cantidad puede haberse reducido a 450 mg transcurrida una hora, y a 400 mg transcurridas dos horas (lo que indica una eliminación máxima de 50 mg/h, sin que exista una semivida concreta).
  • Al ir aumentando la concentración de fármaco, el metabolismo evoluciona de una cinética de orden uno a una de orden cero.

El sistema enzimático de fase I más importante es el del citocromo P-450 (CYP450), una superfamilia de isoenzimas microsomales que cataliza la oxidación de muchos fármacos. La NADPH-citocromo P-450 reductasa es la flavoproteína que transfiere estos electrones desde el NADPH (forma reducida de fosfato de dinucleótido de nicotinamida y adenina) al citocromo P-450. La formación de glucurónidos es la reacción de fase II más importante y es la única que se lleva a cabo en el sistema de enzimas microsomales del hígado. Los glucurónidos se secretan en la bilis y se eliminan en la orina. La conjugación aumenta la solubilidad de la mayoría de los fármacos y facilita su excreción renal.

  • La conjugación con aminoácidos como glutamina o glicina produce conjugados que se excretan con facilidad por la vía urinaria, pero no biliar.
  • El envejecimiento no afecta la formación de glucurónidos.
  • Sin embargo, en los neonatos, la conversión a glucurónidos es lenta, y potencialmente acarrea efectos graves (p.

ej., como con el cloranfenicol). La conjugación también puede consistir en acetilaciones o sulfoconjugaciones. Los ésteres de sulfato son polares y se excretan fácilmente en la orina. El envejecimiento no afecta estos procesos.

1. Patel M, Taskar KS, Zamek-Gliszczynski MJ : Importance of hepatic transporters in clinical disposition of drugs and their metabolites. J Clin Pharmacol 56(Suppl 7):S23–S39, 2016. doi: 10.1002/jcph.671 2. Pan G : Roles of hepatic drug transporters in drug disposition and liver toxicity. Adv Exp Med Biol 1141:293-340, 2019. doi:10.1007/978-981-13-7647-4_6

NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: VER VERSIÓN PARA PÚBLICO GENERAL Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados.

¿Cómo se distribuyen los antibióticos en el organismo?

La distribución – En el visual de hoy nos hemos centrado en la farmacocinética, que como ha hemos comentado más arriba, es el estudio es el estudio de lo que sucede a un fármaco desde el momento en que entra en el cuerpo hasta que el fármaco original y todos sus metabolitos lo han abandonado.

En concreto, los procesos de farmacocinética combinados son absorción, distribución y metabolismo del fármaco en el cuerpo y su excreción, En la infografía nos hemos detenido concretamente en la dsitribución. Hablamos del transporte de un fármaco utilizando el torrente sanguíneo hacia su sitio de acción.

Los fármacos se distribuyen primero hacia esas áreas que tienen un aporte sanguíneo extenso. Las áreas de distribución rápida son el corazón, el hígado, los riñones y el cerebro. Los territorios de distribución más lenta son los músculos, la piel y la grasa,

Una vez que el fármaco entra en el torrente sanguíneo (circulación), se distribuye por todo el cuerpo. En este momento, también comienza a eliminarse por los órganos que metabolizan y excretan los fármacos, principalmente el hígado y los riñones. Solo las moléculas del fármaco que no están unidas a las proteínas plasmáticas pueden distribuirse libremente por el tejido extravascular (fuera de los vasos sanguíneos) para alcanzar su sitio de acción.

Si un fármaco está unido a las proteínas plasmáticas, el complejo fármaco-proteína suele ser demasiado grande para atravesar las paredes de los capilares sanguíneos hacia los tejidos.

¿Quién metaboliza los antibióticos?

El sitio principal del metabolismo de los fármacos es el hígado (para una revisión, véase ).

¿Dónde se sintetiza y se absorbe el medicamento?

La absorción de un fármaco depende de sus propiedades fisicoquímicas, su formulación y su vía de administración. Las formas farmacéuticas (p. ej., comprimidos, cápsulas, soluciones) están compuestas por el fármaco y otros ingredientes, y se formulan de manera que puedan ser administradas por diversas vías (p.

Ej., oral, bucal, sublingual, rectal, parenteral, tópica, inhalatoria). Cualquiera sea la vía de administración, en primer lugar los fármacos deben disolverse para ser absorbidos. Por ello, las formas sólidas (p. ej., comprimidos) deben ser capaces de desintegrarse y desagregarse. Salvo en el caso de la administración IV, un fármaco debe atravesar varias barreras celulares semipermeables antes de alcanzar la circulación sistémica.

Las membranas celulares son barreras biológicas que inhiben selectivamente el flujo de las moléculas de los fármacos. La composición fundamental de las membranas consiste en una matriz lipídica bimolecular de la que depende su permeabilidad. Los fármacos pueden atravesar las membranas celulares por

Difusión pasiva Difusión pasiva facilitada Transporte activo Pinocitosis

En algunas ocasiones, existen diversas proteínas globulares inmersas en la matriz que actúan como receptores y colaboran en el transporte de moléculas a través de la membrana. Los fármacos difunden a través de una membrana celular desde una región con una concentración elevada (p.

  • Ej., los jugos digestivos) hacia las zonas de baja concentración (p.
  • Ej., la sangre).
  • La velocidad de difusión es directamente proporcional al gradiente, pero también depende de la liposolubilidad de la molécula, de su tamaño, de su grado de ionización y de la superficie de absorción.
  • Como la membrana celular es de naturaleza lipídica, las moléculas liposolubles difunden con mayor rapidez.

Las moléculas pequeñas tienden a atravesar las membranas más velozmente que las más grandes. La mayoría de los fármacos son ácidos o bases orgánicos débiles que se encuentran en las formas ionizada y no ionizada en un entorno acuoso. La forma no ionizada suele ser liposoluble (lipofílica) y difunde con facilidad a través de las membranas celulares.

La forma ionizada es poco liposoluble (pero muy hidrosoluble, es decir, hidrofílica) y está sometida a una alta resistencia eléctrica, por lo que no le resulta fácil atravesar las membranas celulares. La proporción de la forma no ionizada presente (y, por lo tanto, la capacidad del fármaco para atravesar membranas) depende del pH ambiental y del p K a (constante de disociación ácida) del fármaco.

El p K a es el pH en el cual las formas ionizada y no ionizada están presentes en concentraciones idénticas. Cuando el pH es menor que el p K a, en el caso de un ácido débil predomina la forma no ionizada, pero en las bases débiles la forma predominante es la ionizada.

Por lo tanto, en el plasma (pH 7,4), la relación entre las formas no ionizada e ionizada de un ácido débil (p. ej., con un p K a de 4,4) es 1:1000; en el jugo gástrico (pH 1,4), la relación se invierte (1000:1). Por lo tanto, cuando se administra por vía oral un ácido débil, la mayor parte de éste se encuentra en forma no ionizada en el estómago, lo que favorece su difusión a través de la mucosa gástrica.

Si se trata de una base débil con un p K a de 4,4, la situación se invierte; la mayor parte del fármaco se encuentra en forma ionizada en el estómago. En teoría, los fármacos de naturaleza ácida débil (p. ej., ácido acetilsalicílico) se absorben con más rapidez a partir de un medio ácido (estómago) que los de naturaleza básica débil (p.

  1. Ej., quinidina).
  2. Sin embargo, independientemente de que un fármaco sea ácido o básico, la mayor parte del proceso de absorción ocurre en el intestino delgado, debido a la mayor superficie de absorción y a la mayor permeabilidad de sus membranas (véase Administración oral Administración oral La absorción de un fármaco depende de sus propiedades fisicoquímicas, su formulación y su vía de administración.

Las formas farmacéuticas (p. ej., comprimidos, cápsulas, soluciones) están compuestas. obtenga más información ). Algunas moléculas poco liposolubles (p. ej., glucosa) atraviesan las membranas más rápidamente de lo que podría esperarse. Una teoría es la difusión pasiva facilitada: una molécula transportadora se combina de forma reversible con la molécula sustrato en el exterior de la membrana celular, y el complejo transportador-sustrato difunde con rapidez a través de la membrana, lo que libera el sustrato desde la superficie interior.

En estos casos, la membrana transporta únicamente sustratos con una configuración molecular relativamente específica y la disponibilidad de transportadores limita el proceso. Este tipo de transporte no requiere gasto de energía, y no es posible que ocurra en contra de un gradiente de concentración. El transporte activo es selectivo, requiere aporte de energía y puede ser llevado a cabo en contra de un gradiente de concentración.

El transporte activo parece estar limitado a fármacos estructuralmente análogos a sustancias endógenas (p. ej., iones, vitaminas, azúcares, aminoácidos). Estos fármacos suelen absorberse en regiones específicas del intestino delgado. En la pinocitosis, las células capturan líquido o partículas.

  • La membrana celular se invagina, rodea el líquido o la partícula y vuelve a fusionarse, lo que da lugar a la formación de una pequeña vesícula que se desprende de la membrana y pasa al interior de la célula.
  • Es preciso el aporte de energía.
  • Probablemente, la pinocitosis desempeña un papel menor en el transporte de fármacos, con la excepción de los fármacos de naturaleza proteica.

Antes de su absorción, un fármaco administrado por vía oral debe sobrevivir en entornos de bajo pH y con numerosas secreciones digestivas, entre las que se encuentran enzimas potencialmente degradantes. Los fármacos de naturaleza peptídica (p. ej., insulina) resultan particularmente susceptibles a la degradación, por lo que no pueden administrarse por vía oral.

Las diferencias de pH intraluminal a lo largo del tubo digestivo La relación entre la superficie y el volumen intraluminal La perfusión sanguínea La presencia de bilis y moco La naturaleza de las membranas epiteliales

La mucosa oral posee un epitelio delgado y está muy vascularizada, lo que favorece la absorción; sin embargo, el tiempo de contacto suele ser demasiado corto como para que se produzca una absorción significativa. Si el fármaco se deposita entre las encías y la superficie interior de la mejilla (administración bucal) o bajo la lengua (administración sublingual), el tiempo de contacto aumenta, lo que favorece la absorción. Normalmente, el estómago es el primer órgano en el que se produce un contacto estrecho entre un fármaco administrado por vía oral y líquidos gastrointestinales (para una revisión, véase ). Aunque rel estómago presenta una superficie epitelial relativamente extensa, el espesor de su capa mucosa y el corto período de tránsito limitan la absorción del fármaco. Estas propiedades del estómago pueden influir en la formulación y el comportamiento del fármaco. Dado que la mayor parte de la absorción se produce en el intestino delgado, la evacuación gástrica suele ser el factor limitante de la velocidad de absorción. Los alimentos, en especial los de alto contenido graso, reducen la velocidad de la evacuación gástrica (y la de absorción de fármacos), lo que explica por qué la administración en ayunas de algunos fármacos acelera la absorción. Los fármacos que afectan la evacuación gástrica (p. ej., agentes parasimpaticolíticos) afectan la velocidad de absorción de otros fármacos. Los alimentos pueden incrementar el grado de absorción de fármacos poco solubles (p. ej., griseofulvina), reducirlo en el caso de aquellos que se degradan en el estómago (p. ej., penicilina G) o presentar poco o ningún efecto sobre éste. El intestino delgado presenta la mayor superficie de absorción de fármacos de todo el tubo digestivo, y sus membranas son más permeables que las gástricas. Por ello, la mayoría de los fármacos se absorben fundamentalmente en el intestino delgado, y los ácidos, pese a la capacidad de atravesar membranas de los fármacos no ionizados, se absorben con mayor rapidez en el intestino que en el estómago (para una revisión, véase ). El pH en la luz del duodeno está comprendido entre 4 y 5, pero se va alcalinizando en forma progresiva y llega a alcanzar un valor de 8 en el íleon distal. La microflora gastrointestinal puede reducir la absorción. La disminución del flujo sanguíneo (p. ej., en casos de shock) puede disminuir el gradiente de concentración a través de la mucosa intestinal y reducir la absorción mediante difusión pasiva. El tiempo de tránsito intestinal puede afectar a la absorción de fármacos, sobre todo en el caso de aquellos que son absorbidos mediante transporte activo (p. ej., vitaminas B), que se disuelven lentamente (p. ej., griseofulvina) o que son polares (es decir, con baja liposolubilidad; p. ej., muchos antibióticos). Para maximizar la adherencia, los médicos deben prescribir suspensiones orales y tabletas masticables para los niños < 8 años. En los adolescentes y los adultos, la mayoría de los fármacos se administran por vía oral en forma de comprimidos o cápsulas primariamente por cuestiones de comodidad, economía, estabilidad y aceptación por parte de los pacientes. Como las formas farmacéuticas sólidas deben disolverse para que el fármaco pueda ser absorbido, la disponibilidd del fármaco depende de la velocidad de disolución. Cuando ésta es más lenta que la absorción, se convierte en el factor limitante de la velocidad. Modificando la formulación (es decir, administrando el fármaco en forma de sal, cristalizado o como hidrato) puede alterarse la velocidad de disolución y, por lo tanto, controlarse el proceso global de absorción.

1. Vertzoni M, Augustijns P, Grimm M, et al : Impact of regional differences along the gastrointestinal tract of healthy adults on oral drug absorption: An UNGAP review. Eur J Pharm Sci 134:153-175, 2019. doi:10.1016/j.ejps.2019.04.013

See also:  Hasta Que Semana De Embarazo Se Puede Tomar Ibuprofeno?

Los fármacos que se administran IV ingresan directamente en la circulación sistémica. Sin embargo, los que se administran por vía IM o por vía subcutánea deben atravesar una o varias membranas biológicas para alcanzar la circulación sistémica. Cuando se inyectan por vía IM o subcutánea fármacos proteicos con masas moleculares > 20.000 g/mol, su desplazamiento a través de las membranas capilares es tan lento que la mayor parte de la absorción se produce a través del sistema linfático. En estos casos, la entrega del fármaco es lenta y a menudo incompleta por el efecto del metabolismo del primer paso (metabolismo de un fármaco antes de que alcance la circulación sistémica) de las enzimas proteolíticas del sistema linfático. La perfusión (flujo sanguíneo/gramo de tejido) afecta mucho la absorción capilar de las moléculas pequeñas administradas por vía IM o SC. Por lo tanto, el sitio de la inyección puede afectar la velocidad de absorción. La absorción de sales de bases o ácidos poco solubles (p. ej., la forma parenteral de la fenitoína) administradas IM o por vía subcutánea puede ser retardada o errática; lo mismo ocurre en los pacientes con mala perfusión periférica (p. ej., durante la hipotensión o el shock). Las formas de liberación controlada sirven para reducir la frecuencia de la dosificación de fármacos con semividas de liberación y duraciones de efecto cortas. Estas formas también limitan las fluctuaciones de la concentración plasmática del fármaco, con lo que su efecto terapéutico es más uniforme mientras se minimizan los efectos adversos. La velocidad de absorción puede reducirse recubriendo las partículas del fármaco con ceras u otros productos insolubles en agua, impregnando el fármaco en una matriz que lo libere lentamente durante su tránsito a lo largo del tracto gastrointestinal o utilizando complejos del fármaco con resinas de intercambio iónico. La mayor parte de estas formas farmacéuticas se absorben en el intestino grueso. La pulverización o cualquier otra manipulación de estas píldoras o cápsulas de liberación controlada a menudo puede ser peligrosa. Las formas transdérmicas de liberación controlada liberan el fármaco durante períodos prolongados, a veces de varios días. Para que un fármaco pueda administrarse por vía transdérmica, sus características de liberación cutánea deben ser adecuadas; además, debe ser un fármaco potente, ya que la velocidad de penetración y la superficie de aplicación son limitadas. Existen muchas formas parenterales no IV diseñadas para obtener concentraciones plasmáticas estables del fármaco. La absorción de agentes antimicrobianos puede extenderse en el tiempo, utilizando por vía IM sus formas salinas, relativamente insolubles (p. ej., penicilina G benzatínica). En el caso de otros fármacos, se han diseñado suspensiones o soluciones en vehículos no acuosos (p. ej., suspensiones cristalinas de insulina) para retrasar la absorción.

¿Cuál es la bacteria más peligrosa del mundo?

La OMS publica la lista de las bacterias para las que se necesitan urgentemente nuevos antibióticos La Organización Mundial de la Salud (OMS) publica hoy su primera lista de «patógenos prioritarios» resistentes a los antibióticos, en la que se incluyen las 12 familias de bacterias más peligrosas para la salud humana.

La lista se ha elaborado para tratar de guiar y promover la investigación y desarrollo (I+D) de nuevos antibióticos, como parte de las actividades de la OMS para combatir el creciente problema mundial de la resistencia a los antimicrobianos. En la lista se pone de relieve especialmente la amenaza que suponen las bacterias gramnegativas resistentes a múltiples antibióticos.

Estas bacterias tienen la capacidad innata de encontrar nuevas formas de resistir a los tratamientos y pueden transmitir material genético que permite a otras bacterias hacerse farmacorresistentes. «Esta lista es una nueva herramienta para garantizar que la I+D responda a necesidades urgentes de salud pública», señala la Dra.

Marie-Paule Kieny, Subdirectora General de la OMS para Sistemas de Salud e Innovación. «La resistencia a los antibióticos va en aumento y estamos agotando muy deprisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema a merced de las fuerzas de mercado exclusivamente, los nuevos antibióticos que con mayor urgencia necesitamos no estarán listos a tiempo».

La lista de la OMS se divide en tres categorías con arreglo a la urgencia en que se necesitan los nuevos antibióticos: prioridad crítica, alta o media. El grupo de prioridad crítica incluye las bacterias multirresistentes que son especialmente peligrosas en hospitales, residencias de ancianos y entre los pacientes que necesitan ser atendidos con dispositivos como ventiladores y catéteres intravenosos.

Entre tales bacterias se incluyen las siguientes: Acinetobacter, Pseudomonas y varias enterobacteriáceas como Klebsiella, E. coli, Serratia, y Proteus, Son bacterias que pueden provocar infecciones graves y a menudo letales, como infecciones de la corriente sanguínea y neumonías. Estas bacterias han adquirido resistencia a un elevado número de antibióticos, como los carbapenémicos y las cefalosporinas de tercera generación (los mejores antibióticos disponibles para tratar las bacterias multirresistentes).

Los niveles segundo y tercero de la lista –las categorías de prioridad alta y media– contienen otras bacterias que exhiben una farmacorresistencia creciente y provocan enfermedades comunes como la gonorrea o intoxicaciones alimentarias por salmonela.

Esta semana se reúnen en Berlín los expertos en salud del G20. En palabras del Sr. Hermann Gröhe, Ministro Federal de Salud de Alemania, «necesitamos antibióticos eficaces para nuestros sistemas de salud. Debemos actuar unidos hoy para un mañana más sano. Así pues, examinaremos y señalaremos a la atención del G20 la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos.

La primera lista mundial de la OMS de patógenos prioritarios es una nueva herramienta importante para garantizar y guiar la investigación y el desarrollo que permita lograr nuevos antibióticos». La lista tiene por objeto animar a los gobiernos a que establezcan políticas que incentiven la investigación científica básica y la I+D avanzada tanto a través de organismos financiados con fondos públicos como del sector privado que inviertan en el descubrimiento de nuevos antibióticos.

  • Asimismo proporcionará orientaciones a nuevas iniciativas de I+D como la Alianza mundial de I+D OMS/DNDi para los antibióticos, que está comprometida con el desarrollo de nuevos antibióticos sin ánimo de lucro.
  • El bacilo de la tuberculosis, cuya resistencia al tratamiento tradicional ha ido en aumento en los últimos años, no fue incluido en la lista porque es objeto de otros programas específicos.

Otras bacterias que no fueron incluidas, como los estreptococos de los grupos A y B y Chlamydia, tienen bajos niveles de resistencia a los tratamientos existentes y no representan actualmente una amenaza significativa para la salud pública. La lista se elaboró en colaboración con la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Tübingen (Alemania), mediante una técnica de análisis de decisiones de múltiples criterios desarrollada por un grupo de expertos internacionales.

Los criterios para incluir patógenos en la lista fueron los siguientes: el grado de letalidad de las infecciones que provocan; el hecho de que el tratamiento requiera o no una hospitalización larga; la frecuencia con que presentan resistencia a los antibióticos existentes cuando infectan a las personas de las comunidades; la facilidad con la que se transmiten entre animales, de animales a personas y entre personas; si las infecciones que provocan pueden o no prevenirse (por ejemplo, mediante una buena higiene y vacunación); cuántas opciones terapéuticas quedan; y si se están investigando y desarrollando nuevos antibióticos para tratar las infecciones que causan.

«Los nuevos antibióticos desarrollados contra los patógenos prioritarios que figuran en esta lista contribuirán a reducir las muertes debidas a infecciones resistentes en todo el mundo», dice la profesora Evelina Tacconelli, Jefa de la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Tübingen y una de las personas que más han contribuido a la elaboración de la lista.

Acinetobacter baumannii, resistente a los carbapenémicos Pseudomonas aeruginosa, resistente a los carbapenémicos Enterobacteriaceae, resistentes a los carbapenémicos, productoras de ESBL

Enterococcus faecium, resistente a la vancomicina Staphylococcus aureus, resistente a la meticilina, con sensibilidad intermedia y resistencia a la vancomicina Helicobacter pylori, resistente a la claritromicina Campylobacter spp., resistente a las fluoroquinolonas Salmonellae, resistentes a las fluoroquinolonas Neisseria gonorrhoeae, resistente a la cefalosporina, resistente a las fluoroquinolonas

Streptococcus pneumoniae, sin sensibilidad a la penicilina Haemophilus influenzae, resistente a la ampicilina Shigella spp., resistente a las fluoroquinolonas

: La OMS publica la lista de las bacterias para las que se necesitan urgentemente nuevos antibióticos

¿Cuál es la bacteria más peligrosa del estómago?

Helicobacter pylori, o H. pylori, es una bacteria de forma espiral que crece en la capa mucosa que recubre el interior del estómago humano. Para sobrevivir en este medio hostil, ácido, del estómago, la bacteria H.

¿Cómo se le llama al lugar dónde actúan los fármacos?

RECEPTORES DE FRMACOS MANUEL PALOMINO * RESUMEN Los receptores son componentes moleculares especficos de un sistema biolgico con los cuales interactan los frmacos para producir cambios en la funcin del organismo. Este suceso fundamental de interaccin medicamento-receptor inicia la comunicacin, a travs de molculas de seal (primer mensajero) de gran diversidad estructural y funcional, con receptores acoplados a canales inicos, a protena G, catalticos o reguladores de transcripcin del ADN, as como la ayuda integrada de segundos mensajeros.

  • Tambin se menciona ciertas enfermedades que surgen por disfuncin de estos receptores de los sistemas receptores-efectores, como la aparicin de receptores aberrantes o como productos de “oncogenes”.
  • PALABRAS CLAVE: receptores, primer mensajero, segundo mensajero, oncogenes.
  • SUMMARY Receptors are specific molecular components in a biological system, with which pharmaceutical drugs react to produce changes in cell functions.

The interaction is the first step, first messenger, linked to membrane and intracellular mechanisms. There are also some maladies caused by disfunction at receptor level. KEY WORDS: receptors, first messenger, second messenger, oncogenes

¿Cuándo se absorbe el antibiótico?

En ocasiones dar #medicamentos a los peques puede convertirse un quebradero de cabeza: no les gusta, lo escupen, lo vomitan ¿Qué podemos hacer en estos casos? 💊En general los fármacos se absorben entre 10 y 60 minutos después de tomarlos, por lo que en teoría cualquier fármaco que se vomite en los primeros minutos tras la ingesta podría volverse a tomar, mientras que aquel vomito a partir de la hora se asume que el fármaco se ha absorbido. Las recomendaciones pueden depender de varios factores: número de dosis previas del fármaco, finalidad del fármaco (cura o alivia síntomas🩺), el tiempo que tarda en absorberse ese fármaco en cuestión (también varía) y la toxicidad del mismo. Os doy una orientación de cómo actuar con los fármacos que usamos habitualmente en niños. Sin embargo, en casos individuales (y sobretodo fármacos especiales) vuestro pediatra puede daros otras indicaciones., Tiempo entre toma del medicamento y el vómito⏰: 🔸<15 min: dárselo de nuevo, la dosis completa. 🔸15-30 min: darle de nuevo, la mitad de la dosis. 🔸30-60 min: en general no repetimos dosis, valorar adelantar la siguiente toma a la mitad de tiempo. 🔸>60 min: No hacer nada. Seguir el prospecto. Ante la duda lo adecuado es consultar en cada medicamento concreto. ¿Si NO LE GUSTA tomar medicación o SIEMPRE LO VOMITA?: 🔹Si tiene más de una medicación: priorizar. Centrarse en aquellos importantes para curar y prescindir de los secundarios. 🔹Cambiar de marca. 🔹Probar a tomarlo junto a zumo o leche. 🔹Justo antes de la comida o durante (aunque en muchos prospectos se recomienda separarlos de las comidas, mejor tomarlo mezclado con alimentos que no tomarlos) 🔹Darlo con el chupete introduciendo la jeringa por la comisura de la boca al mismo tiempo que succiona (si lo usa). 🔹Valorar si existe otra presentación (supositorios de Paracetamol, por ejemplo). Si es imposible dar el #fármaco y realmente necesario se valorará ingresar al peque para tratamiento por otra vía (intravenosa). ¿Qué tal toma tu peque los medicamento? ¿Tienes algún truco para dárselo?

¿Dónde se absorbe la amoxicilina?

Se absorbe bien y rápidamente tras la administración por vía oral. Tras la administración oral, la amoxicilina alcanza una biodisponibilidad aproximada del 70%.

¿Qué son las vías de eliminación?

En farmacología se entiende por eliminación o excreción de un fármaco a los procesos por los cuales los fármacos son eliminados del organismo, bien inalterados (moléculas de la fracción libre) o bien modificados como metabolitos a través de distintas vías.

  • Orina,
  • Lágrimas,
  • Sudor
  • Saliva
  • Respiración
  • Leche materna
  • Heces
  • Bilis

En lo que respecta al riñón, los fármacos son excretados por filtración glomerular y por secreción tubular activa siguiendo los mismos pasos y mecanismos de los productos del metabolismo intermedio. Así, las drogas que filtran por el glomérulo sufren también los procesos de la reabsorción tubular pasiva.

  • Por filtración glomerular solo se eliminan las drogas o los metabolitos no ligados a las proteicas plasmáticas (fracción libre), y muchos otros (como los ácidos orgánicos) son secretados activamente.
  • En los túbulos proximal y distal las formas no ionizadas de ácidos o bases débiles son reabsorbidas pasiva y activamente.

Cuando el fluido tubular se hace más alcalino, los ácidos débiles se excretan más fácilmente y esto disminuye la reabsorción pasiva. Lo inverso ocurre con las bases débiles. Por eso en algunas intoxicaciones puede incrementarse la eliminación del fármaco tóxico, alcalinizando la orina y forzando la diuresis.

  1. En otras ocasiones los fármacos son eliminados en la bilis con la que llegan hasta el intestino.
  2. Allí se unen a la fracción no absorbida del fármaco y se eliminan con las heces o bien pueden sufrir un nuevo proceso de absorción y ser eliminados finalmente por el riñón.
  3. Las otras vías tienen poca transcendencia, salvo para fármacos muy concretos, como la vía respiratoria para el alcohol o los gases anestésicos, aunque en el caso de la leche materna es de especial transcendencia.

El recién nacido presenta todavía cierta inmadurez de hígado o riñones y es más sensible a los efectos tóxicos del fármaco. Por ello hay que conocer qué fármacos pueden eliminarse a través de la leche materna para evitarlos.

¿Cuáles son los mecanismos de absorción?

De manera general la va de administracin ms empleada en la terapia de los procesos patolgicos es la extravascular que comprende las vas oral, peroral, intramuscular, intradrmica, rectal y la va externa o tpica. Cualquiera que sea la va empleada, para que se produzca la respuesta biolgica, el principio activo contenido en la forma farmacutica debe ser absorbido y debe llegar a la circulacin sistmica, a no ser que se ernplee la va intravascular como es el caso de la endovenosa o intracardiaca.

Una condicin o prerrequisito para la absorcin es que el principio activo sea liberado de la forma de dosificacin. La liberacin depende de las propiedades fisicoqumicas del principio activo, de la forma farmacutica, as como del medio que ste encuentra dentro del cuerpo humano o animal, adems del lugar de administracin o absorcin, es decir est en funcin de factores farmaco-tcnicos los que en 1timo trmino controlan una apropiada liberacin y en consecuencia influencian la secuencia liberacin y absorcin.

Sin embargo, un principio activo que ha sido liberado puede no ser absorbido, as por ejemplo si la molcula de la droga se adhiere a la superficie de la piel o de una mucosa por uniones inicas, por uniones hidrgeno o por fuerzas de van der Waal, el fenmeno se designa como adsorcin.

  1. Si por el contrario, el principio activo Ilega a las capas internas de la piel pero no llega a los capilares, el fenmeno se designa como penetracin.
  2. Solamente si el principlo activo permea o atravieza la pared de los capilares y Ilega a la circulacin sistmica, decimos que ha habido absorcin.
  3. Los trminos penetracin y permeacin de manera general se designan como fenmenos de sorcin.

Un prerrequisito para la absorcin es que el principio activo o droga est en solucin acuosa, es decir en una solucin verdadera. Esto es vlido para todo los mecanismos de absorcin, menos para la absorcin corpuscular o pinositosis. Los mecanismos de absorcin de los principios activos por orden de importancia, son los siguientes: a) difusin pasiva; b) transporte convectivo; c) transporte activo; d) transporte facilitado; e) transporte por in-pareado; y f) endositosis o pinositosis que es el transporte de partculas.

Estos mecanismos de absorcin son aplicables al transporte total de principios activos dentro del organismo y son los responsables de la distribucin de la droga dentro del cuerpo, ya sea dejando los capilares e ingresando a los espacios intersticiales, entrando dentro de las clulas, permeando los tejidos, cruzando la barrera sangunea cerebral, entrando en los hepatocitos, la bilis o cruzando el endotelio tubular urinario entre otros.

Si comparamos la magnitud de la abosorcin por las diferentes vas de administracin, veremos que en lo referente a la absorcin tpica sta es limitada debido a la estructura anatmica de la piel. La piel es mucho menos permeable que las mucosas, ya sea las que cubren la cavidad bucal, la nasal, el tracto gastrointestinal, el recto o los pulmones, esto es debido a que su rea superficial es slo de 1,73 m2 en un adulto de raza blanca, mientras que el rea absortiva del pulmn es de aproximadamente 70 m2, en el tracto gastrointestinal es an mayor ya que vara entre 120 y 200 m2, esto es debido a la presencia de macro y microvellocidades a lo largo del tracto gastrointestinal y el intestino delgado respectivamente.

  • En lo referente al transporte a travs de la piel, ste se lleva acabo por difusin pasiva.
  • Este mecanismo se caracteriza por realizarse a travs de una membrana semipermeable.
  • La droga o principio activo debe estar en solucin acuosa en el lugar de absorcin.
  • Al atravesar la membrana, las molculas se disuelven en el material lipdico que constituye la membrana de acuerdo a su liposolubilidad y a su coeficiente de particin, luego las molculas del principio activo dejan la membrana lipdica y se disuelven nuevamente en el medio acuoso, esta vez dentro de la membrana de acuerdo a una gradiente de concentracin.

La interpretacin fisioqumica de este mecanismo, se hace aplicando la Ley de Fick ya que la mayora de principios activos administrados por esta va son electrolitos, ya sea bases dbiles o cidos dbiles, por consiguiente, la absorcin se Ileva a cabo hasta que se obtenga el estado de equilibrio a ambos lados de la membrana.

Tabla 1 Importancia relativa de los apndices sobre la permeabilidad del agua a travs de la piel
Va de penetracin Volumen fraccional Difusividad
Folculos pilosos 1-2×10-3 5-20×10-8
Glndulas sudorparas 3-5×10-4 1-20×10-6
Intercelular -0.01 1-10×10-11
Transcelular 0.999 5-10×10-10

Los experimentos de Berenson y Burch con epidermis y estrato crneo aislados han permitido comprobar que el estrato crneo es la principal barrera que se opone al transporte de agua a travs de la piel. En efecto la difusibilidad del agua en el estrato crneo es de 5,10 -10 cm 2 s y en la dermis es 2,10 -6 cm 2 s.

  1. Para molculas no polares la resistencia de la dermis es algo ms importante aunque sigue siendo despreciable en comparacin a la de la epidermis.
  2. Experiencias posteriores empleando trazadores isotpicos para localizar las sustancias que penetran el estrato crneo demuestran una distribucin que corresponde a una difusibilidad uniforme a lo largo del espesor del mismo.

Otra va de penetracin de principios activos a travs de la piel es a travs de los apndices, aunque stos son una va de transferencia de materia comparativamente pequea (tabla 1). En la tabla 1 se muestran los porcentajes del rea total que corresponde a cada va de administracin as como los valores para la difusibilidad del agua. Estos valores indican que los apndices representan una va de administracin poco significativa en comparacin al estrato crneo, sin embargo, hay casos en los cuales pueden constituir una va alternativa segn las caractersticas de formulacin del preparado galnico (Fig.1).

Desde el punto de vista farmacotcnico, las formas de administracin tpica son las ms difciles de formular debido a que constituyen el nico grupo donde el principio activo y la base o vehculo tiene igual importancia. Esto es lo que se refleja en la diferencia de la actividad teraputica de preparados que contienen un mismo principio activo, bajo la misma forma qumica, pero que estn formuladas en bases de diferente composicin, lo que de manera general ocurre en los producidos por diferentes laboratorios.

Otra dificultad en la produccin de las formas de administracin externa es la referente al control biolgico del preparado terminado ya que en la escala zoolgica no existe ningn animal que tenga la piel con igual estructura a la del hombre, por lo que los nicos que deciden la validez y eficacia son los estudios clnicos y los realizados en voluntarios.

Cuando se administra una forma farmacutica por la va transepidermal ya sea sta una pomada, crema, jalea, gel o una emulsin lquida, el transporte se lleva a cabo por una serie de etapas en cada una de las que se forma una interfase a travs de la cual se cumple la secuencia de liberacin, penetracin, permeacin y absorcin segn sea el objetivo que busque o la respuesta que el mdico desee.

Esa secuencia puede ser modificada ya sea acelerando o retardando el proceso por medio de la formulacin o la tcnica de administracin, es decir aplicando mtodos como elevacin de la temperatura, oclusin, masaje, vendajes, etc. (Fig.2). En lo referente a la respuesta, sta puede variar segn una serie de factores independientes del principio activo y la forma farmacutica, como por ejemplo el estado del proceso patolgico, es decir si este es agudo, subagudo o crnico, la localizacin de la enfermedad y el tipo de piel, es decir si sta es seborreica sebosttica o normal.

En lo referente a la localizaci6n del proceso patolgico hay que considerar si est localizado en zonas cubiertas de abundante vello o pelo, si hay abundante secrecin grasa y por ltimo si es factible un vendaje u otra forma de administracin. Con el advenimiento de los promotores de sorcin al presente es posible formular preparados tpicos conteniendo principios activos que en condiciones normales de formulacin no se absorben, pero que aadidos de ciertos ingredientes a la frmula, se absorben en cantidades significativas.

El ms antiguo de stos es el metil sulfxido y varios otros obtenidos por sntesis y que se emplean en preparados farmacuticos y algunos cosmticos. REFERENCIAS BIBLIOGRFICAS 1. Ritschel WA (1992). Handbook of basic pharmacokinetics.1 v. Drug Inteligence Publication.

Hamilton, III.2. Berenson GS, Burch GE. Studies of difusion through dead human skin. Am I Trop Med Hyg, 31.824.3. Barry BW (1983). Dermatological formulations. Percutaneous absortion. Drug and Pharmaceutical Sciences, vol.18. James Swarhrick, Bradford.4. Alvarez MT, Alvarez R, Coca J. Modelos de transferencia de materia a travs de la piel.

Universidad de Oviedo, Espaa. Departamento de Ingeniera Qumica.5. Ritschel, WA (1984). Biofarmacia. Curso de postgrado dictado en la Facultad de Farmacia de la UNMSM (apuntes). Lima, Per,

¿Cómo actuan los antibióticos en la pared celular?

Hoy en día los antibióticos β-lactámicos son el grupo más representativo de inhibidores de la pared celular bacteriana. En este grupo de antibióticos se incluyen las penicilinas, las cefalosporinas, el ácido clavulánico, la tienamicina y las monolactamas.

¿Qué organelo celular afectan los antibióticos?

No obstante, debido a que la mitocondria de las células eucariotas tiene un origen bacteriano ancestral y que el mecanismo de acción de la mayoría de los antibióticos afecta el crecimiento y la reproducción bacteriana, el uso de estos medicamentos se ha asociado con efectos adversos y daño mitocondrial análogo al

¿Cómo se defienden las bacterias de los antibióticos?

Las bacterias pueden defenderse frente a las infecciones por bacteriófagos gracias a un sistema inmunitario adaptativo llamado CRISPR-Cas. Este sistema inmunitario no se descubrió hasta hace una década y está presente en aproximadamente la mitad de las especies bacterianas que conocemos hasta ahora.

¿Cómo entra el medicamento a la célula?

La absorción de un fármaco depende de sus propiedades fisicoquímicas, su formulación y su vía de administración. Las formas farmacéuticas (p. ej., comprimidos, cápsulas, soluciones) están compuestas por el fármaco y otros ingredientes, y se formulan de manera que puedan ser administradas por diversas vías (p.

  • Ej., oral, bucal, sublingual, rectal, parenteral, tópica, inhalatoria).
  • Cualquiera sea la vía de administración, en primer lugar los fármacos deben disolverse para ser absorbidos.
  • Por ello, las formas sólidas (p.
  • Ej., comprimidos) deben ser capaces de desintegrarse y desagregarse.
  • Salvo en el caso de la administración IV, un fármaco debe atravesar varias barreras celulares semipermeables antes de alcanzar la circulación sistémica.

Las membranas celulares son barreras biológicas que inhiben selectivamente el flujo de las moléculas de los fármacos. La composición fundamental de las membranas consiste en una matriz lipídica bimolecular de la que depende su permeabilidad. Los fármacos pueden atravesar las membranas celulares por

Difusión pasiva Difusión pasiva facilitada Transporte activo Pinocitosis

En algunas ocasiones, existen diversas proteínas globulares inmersas en la matriz que actúan como receptores y colaboran en el transporte de moléculas a través de la membrana. Los fármacos difunden a través de una membrana celular desde una región con una concentración elevada (p.

  1. Ej., los jugos digestivos) hacia las zonas de baja concentración (p.
  2. Ej., la sangre).
  3. La velocidad de difusión es directamente proporcional al gradiente, pero también depende de la liposolubilidad de la molécula, de su tamaño, de su grado de ionización y de la superficie de absorción.
  4. Como la membrana celular es de naturaleza lipídica, las moléculas liposolubles difunden con mayor rapidez.

Las moléculas pequeñas tienden a atravesar las membranas más velozmente que las más grandes. La mayoría de los fármacos son ácidos o bases orgánicos débiles que se encuentran en las formas ionizada y no ionizada en un entorno acuoso. La forma no ionizada suele ser liposoluble (lipofílica) y difunde con facilidad a través de las membranas celulares.

La forma ionizada es poco liposoluble (pero muy hidrosoluble, es decir, hidrofílica) y está sometida a una alta resistencia eléctrica, por lo que no le resulta fácil atravesar las membranas celulares. La proporción de la forma no ionizada presente (y, por lo tanto, la capacidad del fármaco para atravesar membranas) depende del pH ambiental y del p K a (constante de disociación ácida) del fármaco.

El p K a es el pH en el cual las formas ionizada y no ionizada están presentes en concentraciones idénticas. Cuando el pH es menor que el p K a, en el caso de un ácido débil predomina la forma no ionizada, pero en las bases débiles la forma predominante es la ionizada.

Por lo tanto, en el plasma (pH 7,4), la relación entre las formas no ionizada e ionizada de un ácido débil (p. ej., con un p K a de 4,4) es 1:1000; en el jugo gástrico (pH 1,4), la relación se invierte (1000:1). Por lo tanto, cuando se administra por vía oral un ácido débil, la mayor parte de éste se encuentra en forma no ionizada en el estómago, lo que favorece su difusión a través de la mucosa gástrica.

Si se trata de una base débil con un p K a de 4,4, la situación se invierte; la mayor parte del fármaco se encuentra en forma ionizada en el estómago. En teoría, los fármacos de naturaleza ácida débil (p. ej., ácido acetilsalicílico) se absorben con más rapidez a partir de un medio ácido (estómago) que los de naturaleza básica débil (p.

ej., quinidina). Sin embargo, independientemente de que un fármaco sea ácido o básico, la mayor parte del proceso de absorción ocurre en el intestino delgado, debido a la mayor superficie de absorción y a la mayor permeabilidad de sus membranas (véase Administración oral Administración oral La absorción de un fármaco depende de sus propiedades fisicoquímicas, su formulación y su vía de administración.

Las formas farmacéuticas (p. ej., comprimidos, cápsulas, soluciones) están compuestas. obtenga más información ). Algunas moléculas poco liposolubles (p. ej., glucosa) atraviesan las membranas más rápidamente de lo que podría esperarse. Una teoría es la difusión pasiva facilitada: una molécula transportadora se combina de forma reversible con la molécula sustrato en el exterior de la membrana celular, y el complejo transportador-sustrato difunde con rapidez a través de la membrana, lo que libera el sustrato desde la superficie interior.

  1. En estos casos, la membrana transporta únicamente sustratos con una configuración molecular relativamente específica y la disponibilidad de transportadores limita el proceso.
  2. Este tipo de transporte no requiere gasto de energía, y no es posible que ocurra en contra de un gradiente de concentración.
  3. El transporte activo es selectivo, requiere aporte de energía y puede ser llevado a cabo en contra de un gradiente de concentración.

El transporte activo parece estar limitado a fármacos estructuralmente análogos a sustancias endógenas (p. ej., iones, vitaminas, azúcares, aminoácidos). Estos fármacos suelen absorberse en regiones específicas del intestino delgado. En la pinocitosis, las células capturan líquido o partículas.

La membrana celular se invagina, rodea el líquido o la partícula y vuelve a fusionarse, lo que da lugar a la formación de una pequeña vesícula que se desprende de la membrana y pasa al interior de la célula. Es preciso el aporte de energía. Probablemente, la pinocitosis desempeña un papel menor en el transporte de fármacos, con la excepción de los fármacos de naturaleza proteica.

Antes de su absorción, un fármaco administrado por vía oral debe sobrevivir en entornos de bajo pH y con numerosas secreciones digestivas, entre las que se encuentran enzimas potencialmente degradantes. Los fármacos de naturaleza peptídica (p. ej., insulina) resultan particularmente susceptibles a la degradación, por lo que no pueden administrarse por vía oral.

Las diferencias de pH intraluminal a lo largo del tubo digestivo La relación entre la superficie y el volumen intraluminal La perfusión sanguínea La presencia de bilis y moco La naturaleza de las membranas epiteliales

La mucosa oral posee un epitelio delgado y está muy vascularizada, lo que favorece la absorción; sin embargo, el tiempo de contacto suele ser demasiado corto como para que se produzca una absorción significativa. Si el fármaco se deposita entre las encías y la superficie interior de la mejilla (administración bucal) o bajo la lengua (administración sublingual), el tiempo de contacto aumenta, lo que favorece la absorción. Normalmente, el estómago es el primer órgano en el que se produce un contacto estrecho entre un fármaco administrado por vía oral y líquidos gastrointestinales (para una revisión, véase ). Aunque rel estómago presenta una superficie epitelial relativamente extensa, el espesor de su capa mucosa y el corto período de tránsito limitan la absorción del fármaco. Estas propiedades del estómago pueden influir en la formulación y el comportamiento del fármaco. Dado que la mayor parte de la absorción se produce en el intestino delgado, la evacuación gástrica suele ser el factor limitante de la velocidad de absorción. Los alimentos, en especial los de alto contenido graso, reducen la velocidad de la evacuación gástrica (y la de absorción de fármacos), lo que explica por qué la administración en ayunas de algunos fármacos acelera la absorción. Los fármacos que afectan la evacuación gástrica (p. ej., agentes parasimpaticolíticos) afectan la velocidad de absorción de otros fármacos. Los alimentos pueden incrementar el grado de absorción de fármacos poco solubles (p. ej., griseofulvina), reducirlo en el caso de aquellos que se degradan en el estómago (p. ej., penicilina G) o presentar poco o ningún efecto sobre éste. El intestino delgado presenta la mayor superficie de absorción de fármacos de todo el tubo digestivo, y sus membranas son más permeables que las gástricas. Por ello, la mayoría de los fármacos se absorben fundamentalmente en el intestino delgado, y los ácidos, pese a la capacidad de atravesar membranas de los fármacos no ionizados, se absorben con mayor rapidez en el intestino que en el estómago (para una revisión, véase ). El pH en la luz del duodeno está comprendido entre 4 y 5, pero se va alcalinizando en forma progresiva y llega a alcanzar un valor de 8 en el íleon distal. La microflora gastrointestinal puede reducir la absorción. La disminución del flujo sanguíneo (p. ej., en casos de shock) puede disminuir el gradiente de concentración a través de la mucosa intestinal y reducir la absorción mediante difusión pasiva. El tiempo de tránsito intestinal puede afectar a la absorción de fármacos, sobre todo en el caso de aquellos que son absorbidos mediante transporte activo (p. ej., vitaminas B), que se disuelven lentamente (p. ej., griseofulvina) o que son polares (es decir, con baja liposolubilidad; p. ej., muchos antibióticos). Para maximizar la adherencia, los médicos deben prescribir suspensiones orales y tabletas masticables para los niños < 8 años. En los adolescentes y los adultos, la mayoría de los fármacos se administran por vía oral en forma de comprimidos o cápsulas primariamente por cuestiones de comodidad, economía, estabilidad y aceptación por parte de los pacientes. Como las formas farmacéuticas sólidas deben disolverse para que el fármaco pueda ser absorbido, la disponibilidd del fármaco depende de la velocidad de disolución. Cuando ésta es más lenta que la absorción, se convierte en el factor limitante de la velocidad. Modificando la formulación (es decir, administrando el fármaco en forma de sal, cristalizado o como hidrato) puede alterarse la velocidad de disolución y, por lo tanto, controlarse el proceso global de absorción.

1. Vertzoni M, Augustijns P, Grimm M, et al : Impact of regional differences along the gastrointestinal tract of healthy adults on oral drug absorption: An UNGAP review. Eur J Pharm Sci 134:153-175, 2019. doi:10.1016/j.ejps.2019.04.013

Los fármacos que se administran IV ingresan directamente en la circulación sistémica. Sin embargo, los que se administran por vía IM o por vía subcutánea deben atravesar una o varias membranas biológicas para alcanzar la circulación sistémica. Cuando se inyectan por vía IM o subcutánea fármacos proteicos con masas moleculares > 20.000 g/mol, su desplazamiento a través de las membranas capilares es tan lento que la mayor parte de la absorción se produce a través del sistema linfático. En estos casos, la entrega del fármaco es lenta y a menudo incompleta por el efecto del metabolismo del primer paso (metabolismo de un fármaco antes de que alcance la circulación sistémica) de las enzimas proteolíticas del sistema linfático. La perfusión (flujo sanguíneo/gramo de tejido) afecta mucho la absorción capilar de las moléculas pequeñas administradas por vía IM o SC. Por lo tanto, el sitio de la inyección puede afectar la velocidad de absorción. La absorción de sales de bases o ácidos poco solubles (p. ej., la forma parenteral de la fenitoína) administradas IM o por vía subcutánea puede ser retardada o errática; lo mismo ocurre en los pacientes con mala perfusión periférica (p. ej., durante la hipotensión o el shock). Las formas de liberación controlada sirven para reducir la frecuencia de la dosificación de fármacos con semividas de liberación y duraciones de efecto cortas. Estas formas también limitan las fluctuaciones de la concentración plasmática del fármaco, con lo que su efecto terapéutico es más uniforme mientras se minimizan los efectos adversos. La velocidad de absorción puede reducirse recubriendo las partículas del fármaco con ceras u otros productos insolubles en agua, impregnando el fármaco en una matriz que lo libere lentamente durante su tránsito a lo largo del tracto gastrointestinal o utilizando complejos del fármaco con resinas de intercambio iónico. La mayor parte de estas formas farmacéuticas se absorben en el intestino grueso. La pulverización o cualquier otra manipulación de estas píldoras o cápsulas de liberación controlada a menudo puede ser peligrosa. Las formas transdérmicas de liberación controlada liberan el fármaco durante períodos prolongados, a veces de varios días. Para que un fármaco pueda administrarse por vía transdérmica, sus características de liberación cutánea deben ser adecuadas; además, debe ser un fármaco potente, ya que la velocidad de penetración y la superficie de aplicación son limitadas. Existen muchas formas parenterales no IV diseñadas para obtener concentraciones plasmáticas estables del fármaco. La absorción de agentes antimicrobianos puede extenderse en el tiempo, utilizando por vía IM sus formas salinas, relativamente insolubles (p. ej., penicilina G benzatínica). En el caso de otros fármacos, se han diseñado suspensiones o soluciones en vehículos no acuosos (p. ej., suspensiones cristalinas de insulina) para retrasar la absorción.